Ecos de la partida de Cecilia Ghione

La lista encabezada por Toselli, en las elecciones 2013.

La lista encabezada por Toselli, en las elecciones 2013.


En momentos en donde los partidos comienzan a delinear estrategias y nombres de cara a los comicios legislativos, el Frente Socialista tiene un panorama bastante más complejo por resolver en primera instancia. La partida de Cecilia Ghione, con alejamiento del Concejo (y de la ciudad incluida), es más que un cimbronazo a lo que viene puesto que ya repercute en el hoy.

En lo que sin lugar a dudas es un hecho histórico para la ciudad y muy poco frecuente en cuanto antecedentes, la quinta persona de la lista presentada a los comicios -segunda suplente- deberá definir si acepta ocupar la banca que ahora le corresponde por derecho durante los siguientes diez meses que restan de mandato. Muchos piensan, amparados en la lógica, que ser últimos suplentes de las listas los exime de cualquier participación futura. Aquí, la combinación de decisiones de parte de quienes integraban la nómina hizo que ese camino se fuera abriendo a punto tal que en caso de no aceptar Carolina Scarafía, la última persona en la nómina es Marcelo Chavazza, quien estaría llamado a dar el si para evitar lo que sería un verdadero papelón.

Pero más allá de lo que actualmente se plantea como una peculiaridad que el tiempo -breve por cierto, toda vez que en pocos días el Concejo debe volver a sesionar- se encargará de resolver, la decisión de Ghione tiene otras implicancias. En la actual conformación del Concejo, Cecilia ostentaba una posición de peso por la experiencia acumulada y los contactos que mantenía a nivel regional y provincial. Sin embargo, también es cierto que en este último tiempo, su participación y producción de propuestas legislativas había visto reducido su impulso.

Para el Gobierno local, terminará siendo aún más trascendente la figura de Leandro Lamberti, quien a su vez estará rodeado de integrantes de bloque que están haciendo sus primeras experiencias legislativas: Andrea Ochat, Carlos Gómez y quien tome la posta de Cecilia entre las dos opciones antes mencionadas.

Si bien con seguridad se intentará transmitir la idea de un equipo de trabajo, lo cierto es que la comunidad ya viene con la carga de haber votado a un socialista como Pablo Pinotti a quien no ve “premiado y reconocido” por haber dado el salto a la Coordinación del Nodo sino que extraña su función como concejal. A esto, ahora se le suma el sinsabor de esta partida y cambios que más de uno no tenía previsto.

Esto trasladará un peso extra a la propuesta legislativa del Gobierno local, que deberá encontrar candidatos y un discurso que haga fuerte hincapié en el compromiso y la continuidad.

Desde la otra vereda, en tanto, varios son a quienes se les dibuja una sonrisa ya que son conscientes de que no será lo mismo la campaña sin Cecilia de acompañante. La incertidumbre sigue reinando en varias fuerzas, con nombres y opciones que se barajan por lo bajo pero aún sin exponerse públicamente. Apostando por negociaciones aparecen dos ex Intendentes que aún no definen si “correrán” ni por qué “escudería” lo harán, a excepción del ex concejal Leandro Migliori quien desde hace un tiempo lanzó su candidatura y por las combinaciones de otras decisiones termina siendo lo poco certero que tiene el panorama político local.

Noticias relacionadas

Share

Comentarios

Los comentarios están cerrados.