Roban auto en Alem al 800 y los detienen en Rafaela

376
vistas

Así quedó el vehículo al culminar la persecusión (La Opinión).(La Opinión) – En la madrugada de la víspera un hecho inusual se produjo en la ciudad de Sunchales, cuando dos sujetos se apoderaron ilegalmente de un automóvil Duna Weekend, el cual se hallaba estacionado en calle Alem al 800 de aquel medio.

La sustracción del vehículo se produjo entre las 5 y las 7 de la mañana, y luego de que las autoridades policiales tomaron conocimiento de lo sucedido se inició una serie de diligencias procurando dar con el mismo.

Entre esas medidas se solicitó a través de la radio policial la colaboración de las distintas dependencias policiales de la Unidad Regional V, incluso de reparticiones policiales de localidades vecinas. En el marco de esta tarea el vehículo, de color rojo, fue detectado sobre la ruta nacional 34 desplazándose rumbo a nuestra ciudad.

En su rauda carrera el Duna llegó hasta unos metros antes del paso a nivel ubicado en las proximidades del INTA (teniendo en cuenta la dirección norte sur) donde se hallaba un puesto de la Patrulla del Camino. Los policías allí instalados intentaron detener la marcha del rodado, pero el conductor del mismo logró esquivar el control para continuar la huída rumbo a Rafaela.

Persecución
Ante el fallido intento de detención de los prófugos efectivos del Comando Radioeléctrico y de la Comisaría 13ra. montaron un amplio operativo cerrojo tendientes a impedir la fuga. Así que una vez que se detectó nuevamente al automóvil los móviles policiales iniciaron una veloz persecución escuchándose el ulular de las sirenas.

Pero los delincuentes, lejos de acatar las órdenes de detención, continuaron la fuga procurando llegar al sector céntrico, cosa que fue impedida por la ubicación de los móviles policiales. Cuando los perseguidos tomaron calle Tucumán un patrullero intentó cortarles el paso, pero fue embestido por el auto de los mencionados resultando en la ocasión dos uniformados con lesiones, que no revisten gravedad.

Mientras esto ocurría un amplio sector del barrio Barranquitas había sido rodeado por los patrulleros que intentaban «achicar » el cerco y detener a los ladrones. Con los policías «a sus talones» los dos fugitivos intentaron alejarse pero cuando circulaban por calle Ciudad de Esperanza al girar por Champagnat hacia el oeste, el conductor del Duna perdió el dominio y la vertiginosa marcha culminó en un zanjón del lado sur de la citada calle, a la altura catastral del 300.

De inmediato los dos ladrones del auto fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales. Se estableció que eran dos jóvenes, uno de 20 años de edad, con numerosos antecedentes policiales por diversos delitos en la ciudad de Sunchales; y el otro de 18, los cuales quedaron alojados en la Alcaidía a disposición de la Justicia competente.

En el momento de la detención los sujetos en cuestión opusieron resistencia arrojando puntapiés y golpes de puño contra los uniformados. Mientras los policías realizaban el procedimiento, desde lugares no definidos, cayeron cerca de los mismos trozos de ladrillos, dando muestras de una clara agresión a los uniformados y toda la intención de impedir la realización del procedimiento.

Comentarios