Más pena que gloria…

326

Así llegó la Selección al país... (Foto: Olé).
Así llegó la Selección al país... (Foto: Olé).
(Por: Víctor Bertoncello) – Si han sido tanto los periodistas que han opinado y van a opinar sobre la participación de la selección de nuestro país, ¿Por qué no poder hacerlo yo también para los lectores de este medio que me da tan linda oportunidad..?

Al igual que lo acontecido en los últimos mundiales, por lo menos desde 1990, el seleccionado argentino de fútbol de nuestro país, no pudo colmar con las expectativas creadas por todo un pueblo futbolero.

Me parece aun escuchar en un día cualquiera del invierno de 1979 cuando a través de la radio Juan Carlos Morales decía: «levántese contento país, hoy juega la Argentina…», en mención a la participación del Seleccionado Juvenil que fue campeón en Japón, con Maradona, Ramón Díaz y Rinaldi entre otros.

Con esa misma alegría nos levantamos en la mañana del sábado 3 de Julio, porque «jugaba Argentina», más allá de que los que somos algo objetivos sabíamos que la empresa a asumir no seria fácil, independientemente de que la ilusión nos pintara el corazón de “celeste y blanco”.

Llegábamos a esta instancia de Cuartos de Final con muchas dudas desde el funcionamiento como equipo y en equipo, con incertidumbres defensivas y con poco volumen ofensivo, más allá de los goles de Higuain y el corazón de Carlitos Tevez y Mascherano.

Habíamos pasado la Fase Clasificatoria ganándole “a nadie” (respetuosamente) y después, un paso mas adelante dejamos afuera al seleccionado de México que mas allá del apellido no tiene historia escrita con “letras de oro” en los mundiales.

A todo esto el que dicen que es “el mejor jugador del mundo” seguía sin aparecer, salvo con alguna gambeta esporádica o con algún remate que dio en el palo o que el arquero contrario no pudo retener y terminó en gol de la argentina.

Para el partido de Cuartos de Final en la mañana calurosa del sábado sabíamos que para derrotar a Alemania y poder pasar a Semifinales dependíamos de varios factores, como por ejemplo, debíamos mejorar a la hora de defender, necesitábamos ser mas solidarios y prolijos a la hora de atacar y por sobre todas las cosas, esperar que el rival de turno no tenga la misma efectividad ofensiva que había tenido en los últimos partidos (por lo menos ante los Ingleses).

Nada de eso se dio, porque seguimos defendiendo muy mal como en todo el campeonato, en el medio no tuvimos equilibrio futbolístico y arriba, salvo “la corazonada villera con alma de campito” de Carlos Tevez lo demás fue casi frío opaco y sin demasiadas sorpresas, ahhh… y a todo esto “el mejor jugador del mundo, nunca terminó de aparecer.

En contra partida los alemanes tuvieron la contundencia ya conocida y valedera para que nos hagan cuatro goles y nos manden de vuelta en casa con “más pena que gloria”.

Comentarios