Y un día llegó la ambulancia

351

La ambulancia asignada a la ciudad (Foto: Facebook Cecilia Ghione).
La ambulancia asignada a la ciudad (Foto: Facebook Cecilia Ghione).
Diez meses después de los primeros pedidos, se entregó la unidad cero kilómetro que se esperaba desde febrero. Está equipada con equipamiento de última generación y se confirmó que también la vieja ambulancia, que en un mes estará reparada, quedará en la ciudad también. Lo que se espera ahora es la designación de otro cargo para chofer.


María del Carmen Romero, Directora del hospital señaló que «está muy bien equipada, tiene aparatos muy caros que la verdad no esperábamos que estuviesen incluidos ya que son de alta complejidad». Las declaraciones de la profesional fueron formuladas en la mañana de hoy, a «El mismo idioma», programa emitido por FM 95.7.

«Nosotros sufríamos mucho cada vez que teníamos que trasladar a un paciente, pidiendo una ambulancia que nos ayude a llevarlo para una mejor atención. Lo que se vivió en el último tiempo con algunos chiquitos lo sufrió todo el hospital, desde el personal no docente hasta la Directora. Era una necesidad importante contar con esta unidad para derivaciones y traslados», agregó.

Además, la alegría fue doble ya que tal como allá por febrero había anticipado el ministro de Salud, la unidad más vieja que estaba en funcionamiento permanecerá en la ciudad. Esto quiere decir que por primera vez, Sunchales tendrá dos ambulancias públicas, destinando la más antigua para traslados en los barrios y reservando la cero kilómetro para salir a la ruta.

Por su parte, Héctor Madoery sostuvo que «era un anhelo que se venía esperando. Sabemos que el hospital merecía esta ambulancia y a través de múltiples gestiones de todos los sectores, incluso aprovechando esta época prelectoral, pudimos lograr este cometido».

Respecto de la permanencia de la otra unidad, el titular del Samco refirió que «nos va a ayudar muchísimo porque desde el ministerio de Santa Fe nos dicen que debemos hacer siempre traslados pero se nos dificultaba sin ambulancia. Ahora debemos esperar poco más de un mes para que regrese y ponerla en óptimas condiciones para poder utilizarla también ante cualquier necesidad».

Así, se pone punto final a una historia que comenzó allá por octubre del año pasado, cuando la ciudad se quedó sin ambulancia y debió recurrir a las poblaciones de la zona, con los trastornos y complicaciones que esto acarrea. En el último tiempo, situaciones complejas que afectaron a pequeños pusieron en alerta nuevamente a la comunidad que siguió reclamando el cumplimiento de una promesa realizada en múltiples ocasiones pero que no fue hasta hoy que se cumplió.

Comentarios