Pasa un Otoño Felíz…
Quien entiende que la vida no es una eterna primavera, que no se puede vivir por siempre cargado de flores y hay que despojarse y que desprenderse… dejando caer algunos pétalos, para que la belleza torne en fecundidad y asomen los frutos.

Y con los frutos se va mucha energía y mucha de la fuerza vital que era de uno y sin embargo la cede… para que los frutos sean sanos y fuertes… aunque uno quede frágil…

Y es en el Otoño cuando el arbol descansa y se concentra en su interior, manteniendo latente la savia que nutre sus recuerdos de flor, de fruto y mariposas.

Y se vuelve ejemplo para los retoños y su madera es la más fuerte de todos los bosques de la vida…

En este día tan particular, directivos y personal del Hogar «La Casa del Abuelo Otoño Feliz» quieren enviarles el más afectuoso saludo a todos los Adultos Mayores de la ciudad y en particular a los que viven en el Hogar.