Longoni, Kasanzew y un nuevo homenaje

509

Como viene ocurriendo de una parte al día de hoy, Carlos Longoni canta una letra de Nicolás Kasanzew dedicada a los héroes de Malvinas. En este caso, los elegidos fueron los soldados que fueron «los ojos» de la Base Aérea Cóndor en Pradera del Ganso.

Esos tres hombres -explicó Kasanzew- fueron los únicos que no se rindieron, logrando burlar el cerco inglés: el alférez Eduardo Daghero y los soldados conscriptos José Luis Morales y Daniel Coronel. Eran los del Puesto «Biguá», de la ROA (Red de Observadores Adelantados), quienes en las afueras del poblado, a la intemperie, vigilaban las posibles avenidas de aproximación de los Harriers, allí donde los radares argentinos no cubrian el espacio aéreo.

Tras marchar camuflados varias jornadas, fueron rescatados en una audaz incursión por terreno enemigo de una «pala» (helicóptero), que llegó volando a ras de la hierba desde Puerto Argentino al mando de los tenientes Vergara y Sanchez.

Comentarios