Recomendaciones ante la exposición solar

288

Cuando se realizan actividades al aire libre es muy importante protegerse de la radiación solar, aún en días nublados. Los dos riesgos principales de la exposición solar son: las quemaduras solares (inmediato) y el cáncer de piel (a largo plazo).

Los recién nacidos y niños pequeños no deben exponerse al sol independientemente del tipo de piel.

Existen muchos productos que protegen del sol y que se clasifican como protectores o bloqueadores según las sustancias que contienen. La potencia de la protección contra las quemaduras solares se calcula en términos de Factor de Protección Solar o FPS. Una protección con FPS 15 bloquea aproximadamente el 93% de la radiación ultravioleta, y una con FPS 30 bloquea el 96%.

La loción debe aplicarse 15 a 30 minutos antes de la exposición y puede ser aplicada nuevamente 15 a 30 minutos después de iniciar la exposición, y se debe renovar cada dos horas, o bien después de lavarse, nadar o en el caso de transpiración profusa.

El dermatólogo debe indicar cuál es el factor de protección adecuado de acuerdo con el tipo de piel y los antecedentes del individuo.

Si presentan fiebre se debe consultar inmediatamente al médico.

Comentarios