Un Puma entre Guaycurúes

963

El ex integrante del seleccionado mayor de rugby nacional “Los Pumas”, Raúl Pérez, estuvo visitando nuestra ciudad y en especial al plantel de los Guaycurúes con quienes compartió un entrenamiento. Dio una charla a divisiones inferiores y además nos brindó la posibilidad de compartir una conferencia de prensa.

“Aspirina” Pérez como lo conocen dentro del folklore del rugby rosarino y nacional es un tipo de casi dos metros, de mirada tranquila y rostro pensante, a simple vista ya no intimida como cuando integraba la segunda línea de aquel temible scrum de Duendes Rugby Club en la década del ´90. Club cuyos colores defendió durante toda su carrera en primera división.

Al llegar a las instalaciones de Casa Club saluda con un apretón de manos a cada uno de los presentes, jugadores, dirigentes y periodistas, imagino que debió sentirse cómodo rodeado de colores negros y verdes tal como lucía su camiseta a cuadros en su club rosarino.

Una de las primeras consultas al entrenador de los Jaguares tiene que ver con la discontinuidad que evidencian las selecciones juveniles de rugby con la selección mayor, “-es como en el club, cuando pasan de las juveniles a primera muchos pibes no soportan la presión o verse alejados de sus compañeros de toda la vida y no se sienten contenidos o se desmotivan. También tienen que ver los estudios, cosa que para mí es fundamental, cuando los chicos dan prioridad a la universidad terminan relegando el deporte”

“-De todos modos la Argentina ha mejorado mucho en ese aspecto, el hecho de tener un plantel profesional nos ha permitido que se dediquen full time ya que ese es su empleo. Hoy en día nuestro país es el que más jugadores lleva de divisiones M21 al plantel superior de Los Pumas” agregó Pérez.

Otro tema abordado fue la profesionalización del rugby, un punto que históricamente generó acalorados debates en las cúpulas que manejan este deporte, los defensores del amateurismo siempre esgrimieron que el dinero llevaría a distorsionar el espíritu de la disciplina. “-Si eso no lleva a que se pierdan los valores que tenemos, me parece perfecto. De hecho la Unión Argentina de Rugby sigue teniendo como prioridad la bandera de los valores desde las divisiones inferiores, que nunca se pierda el concepto de amistad, de disfrutar de este juego. El rugby profesional nos ha dado un juego mucho más limpio y agradable a la vista”.

El balance de Los Juagares y su participación del torneo internacional Super Rugby para su propio entrenador es optimista, “-hemos evolucionado mucho, estamos jugando con equipos de un gran nivel y las características mismas del certamen te llevan a una exigencia máxima, son muchos kilómetros de viaje entre un país y otro, los climas son totalmente diferentes, todo eso hace que sea un torneo único, el de mayor desafío y el más atractivo”

Con respecto al trabajo local de los Guaycurúes el ex puma no escatimó en halagos,  “-yo tengo un nene de 11 años y la otra vez en un encuentro en Paraná los enfrentamos, me llamó la atención el físico de algunos chicos y la destreza de carrera que tenían. Si uno tiene que tomar parámetros técnicos y lo que pueden lograr a futuro, seguramente tendrán mayor nivel y calidad”.

Con respecto a la genética y al desarrollo de otros países que son potencia en rugby Raúl Pérez es muy claro “-en Nueva Zelanda el deporte por prioridad es el rugby, eso ya los posiciona en un lugar de privilegio, ven en este deporte la primer opción. Además la formación física de base que dan los colegios allá a los isleños es diferentes, todos son becados para estudiar y deben hacer un deporte, cuando llegan a la fase competitiva ya tienen un desarrollo que acá no lo tenemos.

Ya finalizando la rueda de prensa es consultado por su pasado como integrante del mejor scrum de la historia de Duendes Rugby Club, un recordado grupo de ocho hombres de los cuales, más de la mitad había vestido la casaca del seleccionado nacional (Pérez, García, Promanzio, Bouza, Boffelli), con total humildad se corre de ese lugar y explica: “-no lo considero así, a mí no me gustan esos títulos honoríficos, creo que esta última década ha sido la más fructífera en cuanto títulos para el club, entonces ellos han sido mejores. Obviamente todos hemos aportado para este presente, todos somos parte del club”.

Al finalizar la charla con los medios presentes ya lo esperaban los chicos de las divisiones inferiores con camisetas listas para ser autografiadas y una expectativa respetuosa para escucharlo. Raúl “Aspirina” Perez se pone de pie y con la paciencia de un padre les cuenta el largo camino que lo llevó del Fisherton Club (donde ya no existe el rugby hoy en día) hasta Duendes Rugby Club y fruto de su esfuerzo llegó a jugar un mundial. “-No se olviden de la amistad, si hoy falto al entrenamiento, no solo me perjudico yo, estoy fallándole a mis amigos que sin mí no podrán entrenar como debieran, eso es el rugby, unión, compañerismo y compromiso”.

No estaría mal copiar un poquito de esos valores y trasladarlos al resto de la sociedad. ¿Les parece?

Elvio Saravia

Comentarios