(Por: Ministerio Público de la Acusación) – Dos hombres fueron condenados a un año de prisión de ejecución condicional por realizar estafas reiteradas contra la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra). Se trata de Germán Pablo Roasso y Marcelo José Perotti (de 47 y 38 años, respectivamente). El fiscal que investigó el caso fue Martín Castellano, a cargo de la sección Criminalidad Económica y Compleja de la Fiscalía Regional 5.

Además de la pena establecida, deberán abstenerse de concurrir al domicilio de la víctima (supermercado de Atilra de la ciudad de Sunchales). La sentencia fue dictada por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Alejandro Mognaschi, en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos y se contó con la expresa conformidad de la víctima.

Hechos
»Entre junio de 2016 y marzo de 2017 aproximadamente, Roasso (quien era empleado del supermercado Atilra de la ciudad de Sunchales), en connivencia con Perotti (empleado de la firma Muriel S.A. de la ciudad de Rafaela), adquirió mercadería –en nombre de la primera firma– a la segunda empresa a través de Perotti”, detalló Castellano.

El fiscal agregó que «la mercadería adquirida y abonada por el supermercado Atilra a Muriel S.A. era desviada del recorrido comercial habitual entre ambas firmas y era entregada -a pedido de Roasso y previo acuerdo con Perotti- en un domicilio ajeno al supermercado de la asociación».

El funcionario del MPA explicó que «ambos imputados obtuvieron con este accionar un provecho económico personal, al disponer de esa mercadería abonada por el Supermercado, causando un perjuicio económico a Atilra superior a los $133.000».