Las Paso, a un paso solamente

5543

Con la expectativa de que el domingo las inclemencias climáticas ya hayan sido dejadas atrás, la ciudad se apresta a vivir un nuevo fin de semana de comicios. Lentamente con el correr de las horas los rostros de los candidatos van mutando, alejándose de las sonrisas de ocasión y ganando en ansiedad. El protocolo señala que el recuento de los sufragios comenzará por la categoría Gobernador por lo que habrá que esperar para ir conociendo los primeros resultados (a menos que algún Presidente de Mesa impaciente altere el orden previsto).

Ya por estas horas atrás va quedando la primera de las campañas locales, llegando el período de reflexión. Ya no se escucharán más los jingles por las radios aunque seguramente se mantendrá el gris de las redes sociales para continuar machacando con rostros y nombres.

Al igual que en las elecciones previas, la ciudad lució bastante ordenada en cuanto a la colocación de cartelería. El utilizar elementos de mejor calidad y mayores costos hace que se restrinja la cantidad de carteles distribuidos, priorizándose ciertos lugares estratégicos. Esto hará que en la semana venidera, puedan ser removidos con rapidez, recuperándose la visibilidad. En menor medida, los folletos dijeron presente en las puertas y ventanas, aunque las malas condiciones climáticas de esta semana hizo que muchos suspendieran los repartos barriales pero al mismo tiempo depositó en sitios incómodos varias de las impresiones.

Respecto de la forma de encarar las campañas, hubo estrategias bien diferentes. Quienes participan activamente de las Internas se preocuparon en tratar de transmitir posiciones y diferencias respecto de sus contendientes temporales, mientras que aquellas fuerzas que pasan directamente a las Generales, avanzaron con propuestas más concretas como una manera de ganar terreno.

Es ya característico que en la ciudad el respeto en las declaraciones se sostenga por parte de los involucrados aunque también quedó la sensación de que más de uno «se guardó munición» para la campaña venidera en la cual se espera que los niveles discursivos aumenten, al mismo tiempo que se conozcan más en profundidad proyectos e iniciativas.

Con el solo fin de buscar una presentación más impactante, vemos que en la Interna del Frente Progresista se juega más que el primer lugar de la lista. La contienda electoral medirá a la actual titular del Concejo con la Secretaria de Gobierno; mano derecha del Intendente ante quien lo sucede en caso de ausencia. Aquí pareciera que es Toselli quien más ha puesto en la balanza, aunque luzca concentrado en su propia candidatura, la cual transita por aguas de mayor calma.

En el resto de las fuerzas que dirimen candidatos, la cosa es bastante similar: nombres conocidos y actualmente en funciones versus caras nuevas y renovación absoluta. El electorado pocas veces tuvo un abanico tan extremo de posibilidades entre las cuales optar.

La boleta que se utilizará el domingo para la categoría Intendente.
La boleta a utilizar el domingo, en la categoría Concejales.

Comentarios