REP LXXXIX – El recuerdo del fallecimiento de Don Faustino Sarmiento en las aulas

586
vistas

Sunchales, setiembre de 1939

Fábrica de manteca
¿Quiénes fueron los hombres del tambo, que mayor apoyo prestaron a la iniciativa de tener una fábrica de manteca, además de Juan B. Mitri? Varios, pero conviene ir por parte comenzando en esta oportunidad por Don Marcos Dubrovsky, uno de los pilares sobre el cual se posó el armazón de la fábrica.

Nació en Polonia, pero se consideraba argentino, pues vino al país a los tres meses de edad. Fue el pionero del cooperativismo tambero, en su zona, dinámico en el actuar y en el saber decir oralmente y por escrito impartió la doctrina Rochdaliana, culminando con la concreción de la Cooperativa Tambera de Las Palmeras. Tuvo éxito y al poco tiempo se vio rodeado de 120 tambos que elaboraban hasta 9.000 litros de leche diarios.

Apoyó desde el primer día en que, en Sunchales, había aparecido la idea de asociar varias cooperativas con el fin de tener su propia fábrica e independizarse del círculo de los explotadores del tambo.

Basta recordar en este sentido sus palabras: «Con todo lo realizado en Las Palmeras no basta para colmar nuestras aspiraciones de cooperativistas. Creo necesario y en ello vengo bregando para hacer conocer a todos los tamberos de la zona, que la doctrina Rochdaliana que practicamos debe facilitar la tarea emprendida por la Unión de Cooperativas Tamberas agrupadas en la futura fábrica de manteca, la cual elaborará sus propios productos, movimiento éste de gran responsabilidad que hemos encarado juntos con Mitri, Miretti, Raviolo, Bonzi, Giustina, Genselovich, Gandolfo, Peretti, Druetto, Kopp y varios más entusiastas y decididos cooperativistas y que llevaremos al más franco de los éxitos nuestra futura fábrica de manteca».

Don Faustino Sarmiento
En todos los establecimientos educacionales de Sunchales se conmemoró un nuevo aniversario del fallecimiento de este prócer. Sarmiento fue tildado de obscurantista en materia de religión católica y son muy pocos los que conocen el texto de una de sus circulares remitida a los maestros de Buenos Aires cuando era ministro de I. Pública, circular extraída del archivo del Departamento de Escuelas.

Decía la circular: «Sr. Preceptor. A fin de contribuir a la educación moral y religiosa de los alumnos confiados por los padres de familia a la paternal solicitud del Estado, los maestros de escuela seguirán puntualmente las siguientes prescripciones: (resumiendo) 1°- A la apertura de clases, los alumnos, con los brazos cruzados, rezarán el Padre Nuestro; 2°- Los jueves o domingos, el maestro conducirá a sus alumnos, a la misa parroquial. El Jueves Santo, los maestros conducirán a los alumnos a las funciones que se realicen sin excepción a ninguno; 3°- Concurrirá con sus niños, a las ceremonias religiosas que dispusiere el Juez de Paz o el Comisionado Escolar; 4°- Los maestros favorecerán los alumnos para que ayuden a la misa».

Grupo de alumnos y maestro (Museo y Archivo Histórico Municipal).

Feliciano Brunelli
Actuó con su orquesta en un baile organizado por Néstor Álvarez, en el salón de Ripamonti. Feliciando Brunelli, nacido en Ataliva, comenzó a tocar el acordeón de oído y terminó por ser un gran compositor musical.

Comentarios