REP CIII – Festejos de la escuela Florentino Ameghino

579
vistas

Sunchales, noviembre de 1940

Velada escolar
Al conmemorarse el quincuagésimo aniversario de la creación de la escuela Provincial N° 379, en el teatro Avenida se realizó el siguiente acto literario – musical.

Primera Parte: 1° Himno Nacional. 2° Himno de la escuela Florentino Ameghino; letra del Sr. Félix Ramella, musicalizada por el profesor Juan G. Bosch y cantado por los siguientes alumnos: Niñas, Esther Armando, Eda Cravero, Rosita Giraudo, Herminia Gribaudo, Noemí Lombardo, Romilda Michelini, Delia Migliori, Estela Prola, Elba Qüesta, Elvira y Enriqueta Rosso, Juana Sánchez, Norma Tschopp, Elda Zanuzzi; Varones, Enrique Arnaudo, Orestes Botto, Aldo Caglieris, Renato Lombardo, Osvaldo Moggio, Américo y Néstor Prola, Orlando, Ricardo y Roberto Rosso, Néstor Rossa, Leandro Siccardi y Omar Tschopp. 3° Barcarola a tres voces por un conjunto de ex alumnos. 4° La ilusión de un canillita, por un conjunto de 50 alumnos. 5° Piezas de música: piano, Esther Stricker. Violín por Walter Actis, Nilo Badriotti y Eves Stricher. Bandoneón, por Livio Badariotti. Acordeón, por Norben Brunetti. Vocalistas, Srtas. Luzbel Hidalgo y Delia Migliori.

Segunda Parte: La comedia de Antonio Botta, titulada: «Organito de la Virgen». Reparto: Paulina, Srta. Velma Moretto; Dorotea, Srta. Olga Lori; Doña Margarita, Srta. Ercilia Alvarez; Teodora, Herminia Prola; Camilo, Juan Pagés; Piquillín, Atilio Chiabero; Mardoqueo, Omar Cipolatti; Saavedra, José Teves; Catasús, Leandro Siccardi; Don Tobías, Miguel Barberis; Médico, Livio Siccardi y vigilante, Livio Chiani. Aquilino, Aldo Caglieris; Rafael, Elio Cagliero. Apuntador, Saturnino A. Marquínez.

Orquesta, circa 1940. Cantantes: Ramella y Omar Cipolatti. Piano: Juan Bosch. Bandoneón: Francisco Coronel. Autor: Oscar Lorenzi (Santa Fe). Procedencia: Familia Actis (Foto: Museo y Archivo Histórico Municipal).

Servicio de Ómnibus
Ya existía en esta época un servicio de ómnibus de la empresa San Cristóbal. El recorrido era de Santa Fe, Rafaela, Lehmann, Ataliva, Sunchales, Moisés Ville, hasta San Cristóbal.

Entonces, los coches no eran muy cómodos para viajar. Los que no cabían dentro del coche, viajaban subidos al techo.

Además, desde el piso al techo, apenas mediaba un metro setenta de altura, de manera que los obligados, por falta de asiento, a viajar parados, debían aguantar unas horas con la cabeza agachada, de manera que, al llegar a destino, lamentaban su metro y ochenta o más de estatura y estaban obligados a ejecutar ejercicios de distorsión del cuello a fin de reponer en su lugar las cansadas vértebras.

Las protestas obligaron a la empresa a construir nuevos coches con una mayor alza del techo. El progreso se obtenía por centímetros cada década.

Pensiones y jubilaciones
En 1940, el partido Socialista local, prestigiaba la derogación de la Ley que otorgaba jubilaciones al presidente y vice de la República Argentina, sin cumplir con los años de servicios asignados a todos los ciudadanos, empleados de la administración nacional. Sostenía que era un privilegio irritante, por cuanto las leyes según el espíritu de la constitución, son parejas e iguales para toda la ciudadanía.

Comentarios