Evocaron el 90° aniversario del Patentamiento de la Cosechadora Rotania

414

Con un acto que contó con diferentes elementos evocativos, el 90° aniversario del Patentamiento de la Cosechadora Rotania, primera autopropulsada del mundo, se desarrolló en la jornada de ayer. El sitio elegido fue el emblemático «Cobertizo», lugar de residencia de la máquina que fuera restaurada allá por principios del año 2000, recibiendo aportes privados.

El recuedo de la invención de don Alfredo Rotania estuvo enmarcado en un reconocimiento a todos sus familiares directos, quienes se hicieron presentes para acompañar este importante momento.

Los presentes pudieron disfrutar de la proyección de distintas imágenes históricas así como también la representación teatralizada de lo que era el funcionamiento de la cosechadora.

Luego se pudieron escuchar mensajes de Delma Rotania, hija de Don Alfredo, quien memoró la figura del padre: «para mí era un hombre muy bueno, conciliador, que siempre nos ayudaba y en lugar de gritarnos, cuando algo nos salía mal, nos decía que la próxima vez nos iba a salir mejor».

«Era un inventor nato», dijo en otro tramo, recordando que también hizo marchar un lavarropas hogareño a partir de una transmisión provista de la fábrica, así como también mencionó otros ejemplos de su capacidad.

Por último se compartieron palabras alusivas de Sofía, otra de sus descendientes, leyendo un texto que escribió a principios de año cuando vino a visitar a Neva Rotania, su abuela recientemente fallecida.

Finalmente, el Intendente Gonzalo Toselli hizo uso de la palabra afirmando que «Don Alfredo nos insertó valores en nuestra identidad que son vitales para el momento actual y el futuro que proyectamos. Nos mostró lo que los sunchalenses somos capaces de lograr cuando se lucha y se compromete por sueños colectivos».

Comentarios