«Sunchales, para conocerla»

2478
vistas

Carnavales, Liga Nacional de Básquet, Cites, Cet, Sancor Seguros, SanCor, Fortín… aunque para muchos, por «vivir acá» no resulten de interés, hay un creciente mercado de argentinos (y extranjeros) ávidos de conocer este tipo de situaciones.

El turismo a través de sus distintas posibilidades puede ser dinamizador de varios rubros de la economía doméstica. Incluso pensando en los propios santafesinos, quienes pueden encontrar en esta zona alternativas novedosas, tal como nos pasa cuando vamos a recorrer la Costa o visitamos la ciudad de Rosario, por ejemplo.

Desde hace muchos años se viene trabajando en la «Ruta de la Leche» como una posibilidad cierta del desarrollo turístico santafesino. Esta alternativa incluye una característica fundamental: regionalizar. En aquella ocasión, incluso, la discusión por esta zona radicaba en qué localidad podía albergar al «Museo de la Leche», existiendo varias postulaciones.

Sabido es que en Rafaela existen puntos de interés como para recorrer y sumar. Sin lugar a dudas, en lo que a historia respecta, el faro viene por el lado de Moisés Ville. Las cortas distancias permiten pensar en un circuito que se extienda por algunos días, logrando la permanencia en hoteles, el consumo en restaurantes y todo lo que rodea, provocando un «efecto derrame» muy interesante.

En los últimos días, el Municipio informó acerca de gestiones efectuadas ante el coordinador de Turismo de la Provincia, lo cual no deja de ser una excelente noticia, dado el potencial que antes describimos. No obstante, el pasado reciente señala que para avanzar en este tipo de cuestiones, se debe tener un accionar coordinado. Es por eso que se debe involucrar activamente al Centro Comercial, así como también distintos emprendimientos de servicios a fin de garantizar prestaciones mínimas a los potenciales visitantes. El desarrollar una ruta que contemple acciones turísticas, recreativas, gastronómicas y demás, podría ser un buen punto de partida, pensando no solo de visitantes sino también en quienes desde nuestro propio entorno busquen una salida diferente a un fin de semana o jornadas puntuales.

No es necesario ir demasiado atrás en el tiempo para encontrar experiencias positivas de Turismo Rural o alternativas para los miles de visitantes que arriban a la ciudad en alguna de las convocatorias deportivas anuales que cuentan con fechas fijas de realización y facilitan la preparación. Bien podría esa ser una base desde la cual iniciar un camino de organización y emprendimiento que combine lo público con lo privado y asocie a grandes con pequeños emprendedores, todos unidos bajo un mismo fin.

Comentarios