Los «Clowns de Goma», o como fusionar el humor con la gimnasia atlética

463
vistas

Una de las innovaciones que también impulsó Libertad en su participación en estas fiestas carnestolendas, fueron «Los Clowns de Goma», un grupo de entusiastas jóvenes dedicados a la gimnasia que también despuntaban el humor, mezclando ambas situaciones de forma continua.

Un viejo apunte, relata el libro del Centenario aurinegro, marca «Renacimiento, vida y obra de: The Clowns of Elastic Seventyseven», cuya traducción rápida marca simplemente «Los payasos de goma 77».

Se trataba de un grupo de gimnastas liberteños que se dedicaban a realizar exhibiciones y muestras gimnásticas en la ciudad, como así también en toda la región, con el objetivo básico de difundir la disciplina y poder mostrar el esfuerzo del trabajo anual.

Los «Clowns de Goma» (Libro del centenario de Libertad, 2010).

«En esta noche en que la humedad aflora con gotas de rocío sobre las tiernas hierbas del campo de deportes, por no decir que es una noche de perros, debemos actuar aquí adentro, en donde las gotas de rocío pasan a ser reemplazadas por las de sudor, que con gusto dejamos para todos ustedes», era la arenga previa a actuar de Los Payasos de Goma.

El buen humor siempre estaba presente para darle forma a cualquier expresión física – corporal de estos llamados Clowns de Goma, en una rara traducción mixta.

«Resulta que el Clown Nene de la Cruz y su chica fueron al bar del club y pidieron de helado la llamada copa Libertad. Sin tiempo que perder, hablaron con don Aldo Trinchieri y a la media hora aparecieron con el trofeo que obtuviera el equipo liberteño de fútbol en el año 1945. Así cumplieron con el pedido de la copa Libertad…», lo mismo con las exigencias para la Reina de los Clowns del año ’77, que se detallan: Estado Civil: soltera; Medidas: cualquiera pero en lo posible 90-60-90, de lo contrario nada; Cabello: tostado, moro, tobiano o rubio; Ojos: de cualquier color, sin miopía, presbicia, hipermetropía, astigmatismo, etc.; Nombre de pila: Asunción, Eveready; DNI: no interesa; Familia: con guita.

Primera reina de la comparsa Carumbé
Olga Bonzi, de apenas 14 años, fue la reina de la comparsa que le puso colorido a la tradicional competencia de Rafaela: 300 Indy, donde Luis Rubén Di Palma paseó en un coche convertible a la reina del automovilismo.

«La comparsa Carumbé, de Libertad de Sunchales, puso la única nota de color y alegría», comentaba el prestigioso diario La Nación.

Además de esta crónica, también el diario Clarín, del lunes 1° de marzo de 1971, afirmaba que «en las 300 Millas de Rafaela, el hermoso colorido lo puso Carumbé, la comparsa del club Libertad de Sunchales, formada hace apenas un mes por la profesora de gimnasia rítmica, Adriana Ristorto». La crónica de Clarín menciona 70 integrantes y un promedio de 13 años en los bailarines.

Comparsa «Carumbé» (Museo y Archivo Histórico Municipal).

Los bailes, foco de atención
Era una atracción en la llegada del tren, ver subir y bajar a la gente. Pero también iban muchos a dar vueltas por el centro, la plaza, la avenida. Había unas comparsas muy lindas. Los bailes es lo que más se recuerda.

Se hacían los sábados y domingos desde las 9.30 de la noche, como hasta las 4 o 5 de la mañana. Cada uno venía después de comer, directo a la fiesta. Y después, cuando terminaba la música, había un señor que hacía choripanes en la puerta y todo el mundo compraba uno y se volvía caminando a su casa. Las orquestas, tocaban toda la noche con algunos intervalos.

Comentarios