REP 148 – Apuntes para una Cooperativa Escolar (Parte I)

994
vistas

Organización de una Cooperativa de Útiles Escolares, por Basilio M. Donato.

Idea de cooperación
Cooperar consiste en actuar entre muchos, con un determinado fin, común a todos.

La cooperativa es la institución en la que los unos y los otros actúan con el fin de vender sus productos con beneficio colectivo, o proveerse de subsistencias vitales a menores costos. La cooperación con fines de lucro, mediante premio a las acciones, no es cooperativa. En este caso se denomina Sociedad Anónima.

Los alumnos de una escuela, pueden practicar el cooperativismo, instituyendo una «Cooperativa de Útiles Escolares», instalada en su propia escuela, en un lugar adecuado (aula o dependencia desocupada).

Pero antes, conviene tener una idea del sistema a emplearse, mediante la explicación de un ejemplo concreto, que esté al alcance y comprensión de la mentalidad infantil.

Se dice: un alumno, adquiere para su trabajo escolar, en la librería del lugar, un cuaderno. Pagará por el mismo, ciento veinte pesos m/n. El librero habrá ganado por la venta del cuaderno, veinte pesos, pues a él le costó solamente cien.

Grupo de alumnos y maestro (Museo y Archivo Histórico Municipal).

Si el alumno, en cambio, compra el mismo cuaderno en su Cooperativa, pagará el mismo precio del librero, o sea ciento veinte pesos, pero dicha cooperativa le devolverá los veinte pesos que obtuvo de ganancia, al finalizar su ejercicio, por cuanto a ella, también le costó cien pesos.

Naturalmente que no serán los veinte pesos exactos, por la razón de que la institución tiene que solventar la partida de Gastos Generales, pero se aproximará de cualquier manera a la suma indicada.

Y así, cualquier útil escolar, sean lápices, lapiceras, libros de lectura, cajas de colores, reglas, mapas, etc. El asociado a la Cooperativa, pagará el precio oficial o igual al común que rige en las librerías de la localidad, con la ventaja de que, al finalizar el curso lectivo, recibirá la devolución correspondiente al monto de sus compras, conforme con el índice que arroje el Balance, de ganancias, proporcionalmente por cada peso m/n invertido (ver el capítulo Balance).

De esta manera, quien más compra en la Cooperativa, mayor devolución obtendrá. El alumno que no está asociado, podrá adquirir todos los útiles que necesita, pero no gozará del beneficio de la devolución. Por el hecho de comprar en la Cooperativa, beneficiará grandemente a sus asociados, por cuanto, la devolución que no recibe, engrosará el dividendo del accionista, o sea del cooperativista.

Comentarios