Ceis participó de una reunión virtual regional

420

(Por: Prensa Ceis) – El pasado sábado, representantes de la Comisión de Empresarios Industriales de Sunchales participaron de una reunión virtual organizada desde la Agenda Regional de Industria, un espacio de coordinación dirigencial alineada a Fisfe (Federación Industrial de Santa Fe) e integrada por otras comisiones industriales del centro oeste santafesino.

Relatos repetidos y fuertes de una industria que venía agonizando coinciden que son necesarios mayores niveles de gestión. Está claro que la salud no se negocia y que la prioridad es el capital humano. Pero en medio de una pandemia, las pymes necesitan ya un estado que las provea de respiradores económicos.

Los empresarios remarcaron que se debe trabajar conjuntamente en políticas de estado público privadas, que sin quitar la atención del día a día permitan programar un futuro con medidas concretas y urgentes, pero sustentables en el tiempo.

Nuestra ciudad hoy es ejemplo y debe seguir así, con la responsabilidad y el compromiso de todos. Miles de puestos laborales son generados en Sunchales por la industria local, un motor productivo con escasas excepciones, un motor que debe garantizar fuentes de trabajo sin producir. Con sello propio de una rica historia industrial que supo y sabe de esfuerzos, donde rendirse no es una opción y responder siempre ante las necesidades comunitarias es una obligación.

El sector empresarial industrial está fuertemente comprometido brindando lo que tiene a su alcance porque entiende que de esta situación se sale entre todos… y porque nadie se salva solo.

El futuro de la industria está en juego hoy y no tiene margen de espera
Extracto de la reunión virtual mantenida este sábado pasado 11 de Abril de 2020 desde la Agenda Regional de Industria donde la Ceis fue una de la comisiones industriales partícipes

Son ampliamente conocidas las graves consecuencias que está generando la pandemia del COVID-19 en el mundo y en Argentina. Por eso, en cada intervención pública hemos manifestado nuestro apoyo a las medidas gubernamentales vinculadas con el aislamiento social, preventivo y obligatorio vigente. La salud no se negocia. Pero también es cierto que la actividad social y económica no es ajena a la problemática de la salud. Queremos remarcar que, tal como hemos manifestado desde el inicio de esta crisis, el sector empresarial está comprometido a extremar las medidas de colaboración y prevención dentro de sus organizaciones, la comunidad y la región. Las decisiones de las empresas en particular, las distintas organizaciones que integran y los programas de RSE, dan cuenta día a día de nuestro compromiso. Pagar los sueldos de sus colaboradores para que se cuiden y aíslen es la contribución social más importante que hacen los industriales y comerciantes de nuestra región. Algunos ponen su trabajo, nuestros colegas hacen el máximo esfuerzo emocional, económico y privado para contribuir a esta lucha y a la paz social que todos deseamos. Las políticas de estado deben contemplar la coyuntura estricta de estos días con foco en la evolución de la enfermedad. Pero también es necesario levantar la vista hacia el horizonte despejado y entender que después de dos años de caída, la Industria necesita medidas concretas y de aplicación efectiva en forma urgente. Su situación, en muchos casos, es desesperante. Nos preocupa la salud de nuestras familias, vecinos, trabajadores, clientes, proveedores y comunidad en general. Por dicho motivo hemos adecuado nuestros protocolos de salud y seguridad a lo requerido por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la provincia. Al mismo tiempo, nos alarma la salud de nuestras empresas, a través de la cuales intentamos combinar de la mejor manera posible la capacidad de nuestros colaboradores con los recursos disponibles para crear y agregar valor de manera constante. Los testimonios que diversos dirigentes empresariales han volcado, en el marco de un encuentro de la «Agenda Regional de Industrias» que se realizó este sábado 11 de abril de manera virtual, generan estupor y nos exigen mayores niveles de gestión. Necesitamos cuidar a muchos colegas que, lamentablemente, no pueden hacer lo que mejor saben y se encuentran con serios problemas financieros, que ponen en riesgo la sostenibilidad de sus negocios y de los puestos de trabajo que generan. No es un pensamiento egoísta: será inminente reactivar las fuentes de ingreso de la comunidad en su conjunto.

Es por esto que reiteramos los pedidos para que se arbitren los medios necesarios que garanticen créditos a tasa 0% para capital de trabajo. Creemos que el Gobierno Provincial podría redoblar esfuerzos para subsidiar el interés que cobra el sector bancario (que al momento no ha demostrado el altruismo que la situación exige) y, a su vez, canalizar aportes a través de las agencias de desarrollo, y así generar líneas de asistencia financiera que lleguen a muchos microempresarios excluidos del sistema financiero y crediticio tradicional. Necesitamos que el Estado provincial exija a los bancos ponerse a la altura de las circunstancia y agilizar las definiciones de asistencia al entramado productivo en su conjunto.

También consideramos necesario que el Gobierno Provincial establezca un ámbito político-institucional formal que brinde certezas sobre aquellas cuestiones que las normativas nacionales dejan abiertas. Las actividades declaradas como esenciales son un claro ejemplo: innumerables empresas se encuentran en stand by sin saber si pueden operar o no, ya que existen diferencias de criterio a la hora de establecer el alcance de las cadenas productivas de las actividades y servicios esenciales. Esto genera incertidumbre y respuestas varias de parte de las autoridades, que derivan en asimetrías normativas regionales de todo tipo (cada uno hace lo que puede, como puede y cuando puede). Creemos que somos merecedores de reglas claras y equitativas para todos por igual. Así como estamos acostumbrados a cumplir cada exigencia que impone el Estado de manera inmediata, ahora necesitamos un trato recíproco de parte del gobierno provincial y de cada municipio y comuna, para que coordinen un protocolo de respuestas al sector, con el compromiso de evacuar dichas solicitudes en menos de 24 hs. No puede haber espíritu dubitativo, ni ausencia de autoridad de aplicación. Hoy, más que nunca, queremos recordar (y ratificar), que sin Industria no hay Nación, sin Industria no hay Región y no habrá futuro.

Agenda Regional de Industrias del Centro – Oeste Santafesino: Espacio de coordinación dirigencial alineada a la Federación Industrial de Santa Fe (FISFE) e integrada por las comisiones industriales de Zenón Pereyra, San Vicente, Sunchales, Rafaela, Esperanza, San Jorge, Gálvez, Tostado, San Guillermo, San Carlos, Ceres, Ramona y Tostado

Comentarios