La ciudad comienza a recibir el impacto de la crisis por Covid-19

697
(Foto ilustrativa – Diego Rosso).

En el transcurso de la última sesión del Concejo Deliberante, la cual a la vez fue la primera en realizarse en la modalidad virtual atentos a las limitaciones de circulación y reunión de personas, se presentó un proyecto para establecer el diferimiento del vencimiento para el pago del Derecho de Registro e Inspección correspondiente a los meses de marzo y abril para diversas
categorías de contribuyentes.

Sobre la recaudación, en declaraciones periodísticas formuladas sobre el tramo final de la semana anterior en el programa “El Mismo Idioma”, Marilina Grande, secretaria de Desarrollo y a la vez máxima responsable en la coordinación del Plan de Contingencia local, fue clara al referirse al impacto que está teniendo la situación en las arcas Municipales. Al respecto indicó que “al no ingresar dinero de manera normal, en marzo el Municipio tuvo una baja de ingreso del 20 por ciento de lo que normalmente entra y pensamos en abril un impacto del 30 al 40 por ciento de merma. El impacto no es solamente para con los ciudadanos sino también en el Estado y es por eso que nosotros queremos, a través de este Plan, mitigar los alcances”.

Los números generan no solamente un impacto inmediato sino también configuran un complejo escenario para con el futuro más cercano.

Asistencia alimentaria
Este es otro aspecto en el cual se han registrado importantes variaciones, con tendencia a la suba. “Antes de la pandemia teníamos un registro de 320 familias que recibían bolsones mensuales. A partir del arribo del Covid-19, estamos entregando 210 bolsones semanales”, explicó Marilina Grande, reflejando otro aspecto sensible de este complejo momento que atraviesa la ciudad.

Los bolsones no solamente tienen alimentos sino también productos de limpieza e higiene personal, buscando cubrir todas las necesidades que aparezcan en una familia.

Comentarios