Alejandra: Nuevas pruebas complican al femicida sunchalense

89

(Por: Reconquista hoy) – El Ministerio Público de la Acusación destacó como un avance en la recolección de evidencias en el marco de la investigación por el homicidio agravado por violencia de género y relación de pareja (femicidio) de Ana Gabriela Benítez, haber determinado que cuando su cuerpo fue quemado dentro del automóvil de su pareja, ya estaba muerta, ya la había matado.

Estudios complementarios permitieron establecer que en la tráquea de la víctima no existían evidencias de que haya aspirado humo del incendio, lo que a prima facie es una nueva evidencia de que la víctima se encontraba ya muerta al momento de producirse el incendio.

La información técnica brindada antes por personal especializado, ya había determinado que el incendio del vehículo había sido ocasionado intencionalmente, así como también se estableció la ausencia de quemaduras en el imputado. Carlos Ermindo Usprung, solo tenía olor a combustible en su ropa porque fue quien inició el fuego para simular un incendio accidental.

El Jefe de la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género y Familiar de la Unidad Fiscal Reconquista, Dr. Aldo Gerosa, señaló que si bien faltan realizar otras diligencias, la investigación está prácticamente concluida, por lo que se procederá a formular la acusación contra el imputado que se encuentra en prisión preventiva, ese es el acto previo al juicio oral.

El delito que se le imputó a Carlos Usprung, fue en la noche del 17 de enero de 2020 en las inmediaciones de la localidad de Alejandra, Provincia de Santa Fe. El fiscal le imputó homicidio agravado por mediar violencia de género por el vínculo en calidad de autor, también conocido como «femicidio», artículo 80 incisos 1 y 11; y 45 del Código Penal Argentino, el que se reprocha con «prisión perpetua».

Oportunamente el juez penal Mauricio Martelossi declaró legal la detención, dio por iniciada la investigación penal preparatoria y dispuso la prisión preventiva sin plazo. Usprung es asistido por la defensora pública María Noé Severo, quien no había objetado la detención.

El fiscal informó que Usprung y Benitez fueron pareja durante «casi dos años, hasta días antes de navidad del 2019, cuando debió irse a la zona Rural cercana a Sunchales. Que luego de numerosos episodios de violencia de género contra Ana y luego de haberla amenazado en reiteradas oportunidades a ella y a su hijo mayor, incluso de quemarla, regresó a Alejandra para reiniciar la convivencia hasta que finalmente la mató.

El sostiene su inocencia. Dijo que la invitó a pasear en la noche del 17 de enero de 2020 y murió cuando se incendió su automóvil accidentalmente al costado de la ruta; pero el fiscal sostiene que con un bidón de plástico que tenía en el automóvil, lo roció y generó el incendio en la madrugada del sábado 18 de enero de 2020. El viraje del caso es que ahora surge que primero la mató y luego quemó el cuerpo para inventar su coartada del supuesto accidente.

El incendio del automóvil con el cuerpo de Ana adentro fue reportado a las 22:10 en un lugar conocido como «Pirulo Gómez», en la Ruta Provincial N° 1, al Sur de Alejandra, departamento San Javier, Región Reconquista.

Para pedir la prisión preventiva sin plazo, el fiscal alegó que «es necesario para salvaguardar la investigación» y que «el peligro que se intenta cautelar en principio es el peligro de fuga y también el entorpecimiento probatorio».

En la audiencia el fiscal mostró al juez tres fotos. En la primera mostraba el auto siniestrado y del lado del conductor se observaba que la puerta estaba cerrada. Si Usprung estaba adentro y él salió, parece poco creíble que se haya vuelto a cerrar la puerta. En la segunda foto se vio la puerta del acompañante abierta, pero nunca salió. El fuego se dio según el informe de los bomberos bajo la butaca del acompañante. Fue encendido con un elemento externo: fósforo, encendedor, papel encendido y tuvo probablemente un acelerador que fue algún tipo de combustible; y en la foto tres se veía debajo y detrás del volante lo que quedó del cuerpo de la víctima, totalmente carbonizado, por lo tanto si hubo una herida previa a la muerte es imposible determinar , pero Usprung, tenía olor a nafta, que fue constatado por el médico y se le secuestró un encendedor en su pantalón; y hay constancia en un legajo que se le secuestró también medicación para prevenir enfermedades cardíacas y se le realizó un electro para controlarlo, porque manifestó ser enfermo cardíaco, por lo tanto no debe fumar y por ende el encendedor pudo haber sido el elemento que produjo el incendio bajo la butaca del acompañante.

Reveló además que un testigo pasó por el lugar a las 03:50 horas y no vio a nadie. El auto estaba vacío, pero al rato vio la llamarada, regresó y encontró a Usprung. Otra evidencia es un acta policial donde consta que cuando llegaron al lugar lo encontraron al sospechoso diciendo que su mujer estaba quemándose adentro del auto.

El fiscal se mostró convencido que «el incendio fue intencional , lo muestra el informe de los bomberos, en otra parte dice que el cableado y la manguera estaban en perfecto estado, consumidos por el fuego, pero que no habían ocasionado el incendio».

El informe médico legal dice que no tenía quemaduras, salió de un auto en llamas pero no tenía quemaduras, la acompañante que podía salir del auto en llamas no pudo salir y quedó reducida a cenizas.

También hay una captura de pantalla de un mensaje que le mandó a una de las testigos a quien le dijo el 05 de febrero que haga algo para quedarse con la tutela de los hijos «porque me quiere llevar a la fuerza y estoy amenazada». El hijo de la víctima dijo que siempre los amenazaba de muerte a él y a la madre.

Otra testigo dijo que escuchó audios donde Usprung le decía que la iba a quemar junto a los hijos, vi también cuando le pegaba, la arrastraba por el piso e intercedió para que cesara. Esta testigo recibió a los hijos de la víctima para cuidarlos cuando se fue con él, diciéndole que le iba a devolver el teléfono que le había llevado anteriormente y que se fue caminando.

Un familiar aparte de acreditar la violencia de género habló de un posible abuso sexual de la hija de la víctima por parte de Usprung, motivo para silenciar a la misma. También hablan de quemaduras que le habían visto a Benítez y esta reconoció que se las había hecho Usprung.

Para el fiscal, «la intención era matarla y eliminar evidencia. Tengo el móvil, el modo y el medio que lo ubica en el lugar donde ocurrieron las cosas y un informe que dice en principio que el incendio se originó externamente bajo el asiento del acompañante y que habría sido ayudado por un líquido acelerador, en este caso el mismo combustible que estaba en el vehículo que llevaba. El incendio no fue producto de un desperfecto eléctrico».

El 05 de diciembre la victima escribió un mensaje a una de las testigos que decía “mamita mía, sabes que te quiero mucho, mucho. ¿Te puedo pedir un favor vieja?. Hace un papel como que sos tutora de los chicos para que no pueda salir de aquí mami, porque me quiere llevar obligada, madre mía, haceme ese favor, hacé un papel como tutora de los hijos míos, así no puedo salir de aquí, mamita mía, por favor, madre mía”.

La relación de pareja también está acreditada
Y en cuanto a los peligros procesales, el fiscal entiende que la magnitud en expectativa de la pena es un acto indicador del probable ocultamiento o fuga, la importancia del daño a reparar, el comportamiento si la atribución de los hechos se comprueba, fraguó el accidente para ocultar un homicidio y trato de desviar la investigación a otro punto. También refirió a que Usprung tiene falta de arraigo ya que no tiene familia en Alejandra; además de «un posible hecho de abuso sexual gravemente ultrajante que hay que investigar.

Susana Benítez hermana de la víctima, dijo en la audiencia imputativa ante el juez, que Usprung «es un tipo violento. Mi hermana siempre le tuvo miedo y ahora más que nunca nosotros, la familia, tenemos miedo de él, no queremos que quede libre, queremos justicia por ella, por lo que pasó, por los chicos más que nada, los chicos estaban amenazados siempre, cuatro chicos tiene, dos nenas y dos nenes, y todos son menores de edad, queremos que quede preso «, imploró al juez, quien desde entonces lo mantiene en prisión preventiva. Hasta aquí van siete meses. Ahora el fiscal deberá presentar la acusación para pedir la elevación del caso a juicio.

Comentarios