Luis Camillato (Libro del cincuentenario de Sunchales, 1936).

Sin lugar a dudas, hacer referencia a la industria metalúrgica en la ciudad equivale a traer rápidamente a la memoria el accionar de empresas por demás importantes, las cuales han trascendido todo tipo de límites llevando el nombre de Sunchales a sitios impensados. No obstante, también es válido referenciar a quienes tuvieron otra escala aunque desarrollando ideas por demás válidas, siendo así también parte de la historia local.

Este es el caso de Luis Camillato, cuya historia se refleja en el libro del Cincuentenario de la ciudad:

Luis Camillato nació en el pueblo histórico de San Lorenzo el 14 de agosto de 1886. Desde muy niño tuvo que ganarse la vida. Aprendió el oficio de hojalatero y trabajó duro, para solucionar, siquiera medianamente, el problema de la subsistencia.

En el año 1924, llega a Sunchales, donde se instala con un pequeño traller. Pocos años más tarde, inicia una industria que hasta entonces, sólo explotaban algunas grandes firmas. Nos referimos a la fabricación de chapas para toda clase de vehículos.

Ya en franco tren de progreso, el ciudadano Camillato agrandó su establecimiento, bajo el rubro de «Camillato y Massa».

Hoy, fabrican más de 50.000 chapas de automóviles por año, aunque las solicitudes exceden esta cantidad.

– ¿Cuáles son, en su criterio, compañero Camillato, los factores del éxito?
– Creo que todo depende de la buena voluntad y de la constancia. Sin embargo, no desconozco que el factor dinero desempeña un rol importantísimo. Y vea aquí nomás: si dispusiésemos de dinero, este trabajo que hacemos a mano, podría hacerse con máquinas.

Efectivamente, podrían hacerlo con máquinas… y no se evenenarían la sangre con la pintura. ¡Y hay quien dice que la máquina es enemiga del hombre!

Comentarios