En la jornada de hoy se celebra el Día del Farmacéutico y más allá de saludar a todos quienes actualmente desempeñan tan importante labor en nuestra comunidad, fieles a nuestra costumbre, recorremos parte del pasado sunchalense para encontrar tres de los primeros exponentes de esta actividad: Lázaro González Peire, Bernardo Silberman y Pedro Volpe.

Lázaro González Peire
Nacido en Capivara el 17 de julio de 1899, fue a cursar los estudios primarios en San Cristóbal. Inquieto a todos los sacrificios, no quiso anquilosarse y continuó sus estudios en Santa Fe, para ingresar más tarde en la Facultad de Farmacia de la Universidad del Litoral, de la que egresó con el título de «químico farmacéutico», en noviembre de 1920.

Comenzó a ejercer en la farmacia «Menchaca» de Santa Fe y actuó en la Oficina Química de la misma ciudad. En 1923, se instaló en Sunchales, pueblo en el que conquistó rápidamente múltiples simpatías, por su carácter y don de gentes.

Es también representante de la Asociación de Autores.

El señor González Peire, es un activo militante de la Unión Cívica Radical, partido en cuyo seno goza de generales simpatías.

Bernardo Silberman
El señor Silberman nació en Tucumán el 30 de setiembre de 1909, donde cursó también sus estudios primarios.

Hizo sus estudios secundarios en Santiago del Estero y los universitarios en Córdoba, donde se graduó de Químico Farmacéutico en 1933.

Ejerció en distintos pueblos de la provincia de Córdoba, hasta que en 1935, se hizo cargo de la farmacia Visconti, de nuestra localidad.

Pedro Volpe (Libro del cincuentenario de Sunchales, 1936).

Pedro Volpe
Este joven profesional, tomó a su cargo la farmacia «Sunchales» de su padre, a principios de año, inmediatamente después de obtener su título habilitante.

Nació en Sunchales el 1 de octubre de 1912 y cursó sus estudios primarios en la escuela Florentino Ameghino.

Hizo el nacional en Santa Fe y en Rosario, para ingresar luego a la Facultad de farmacia de la Universidad de Tucumán, donde se recibió de químico farmacéutico en abril de este año.

El señor Volpe, por su juventud, por su dinamismo, tiene un amplio campo de acción en su pueblo natal, que no dudamos sabrá aprovechar convenientemente, para bien suyo y de la colectividad.

Fuente: Libro del cincuentenario de Sunchales, 1936

Comentarios