Grande fue la sorpresa de los agentes de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria cuando, en la mañana de hoy, detectaron y detuvieron un camión que transportaba mercadería sin autorización ni condiciones de seguridad.

Se trata de un cargamento de cientos de kilos de carne que eran trasladadas de Santiago del Estero rumbo a Buenos Aires. Los cortes cárnicos, de diferentes tipos y animales, estaban alojados en conservadoras hogareñas, de las que suelen utilizarse en campamentos, sin tener las mismas ningún tipo de condición mínima para sostener la cadena de frío. Además, el vehículo tampoco estaba preparado para tal fin puesto que es un camión con acoplado simple.

Una vez establecida la situación, los agentes intervinientes, junto a la colaboración de sus pares de la Guardia Rural Los Pumas, trasladaron todo al basural de la ciudad donde se procedía a disponer la inutilización de los cortes cárnicos.