Las escuelas de la ciudad retomaron la presencialidad educativa

385

Finalmente llegó el día esperado y en los rostros de docentes y alumnos, cubiertos por barbijos y máscaras, se adivinaba la emoción. Poco importaba si se trata de mediados de febrero, fecha en la cual habitualmente aún están de vacaciones. El regreso a la presencialidad educativa superó esta situación y dibujó sonrisas por doquier.

Atrás quedó así un ciclo lectivo que permanecerá en la historia colectiva por lo particular. En la secuencia fotográfica puede advertirse lo que aconteció en la escuela Nº 379 «Florentino Ameghino», en donde los alumnos que cursaron Séptimo Grado en el pasado año, retomaron las clases para poder afianzar y complementar conceptos y conocimientos.

Divididos por grupos más reducidos, las burbujas avanzarán de aquí a mediados de marzo en Ciencias, Lengua y Matemática, dictándose en dos períodos de una hora y media, con un recreo intermedio de media hora.

Mientras ellos ya retomaron el cursado presencial, el resto de las divisiones observan con atención para ir preparándose y familiarizándose con el protocolo y disposiciones vigentes, para cuando también les toque regresar a sus establecimientos educativos.