Luego de una interminable racha de derrotas ante el elenco cordobés, los de Saborido pudieron doblegar a Atenas, al imponerse con amplitud por 77 a 91 y de esta forma, sostener la ilusión de clasificar a los playoffs, condenando al Griego a jugar por nuevamente la permanencia en la categoría.

La diferencia de actitud entre ambos planteles fue fundamental en el primer tiempo, donde tras un arranque parejo (23-27), fue todo de color aurinegro (10-27) que comenzó a tomar distancias tranquilizadoras.

Los de Saborido saben bien cuál es su libreto y lo van ejecutando con distintos protagonistas. Esta, por ejemplo, fue la noche de Augusto Alonso (20), bien acompañado por Gómez (20) Latraius Mosley (14) y Saglietti (13). Demasiado para un Atenas que intentó pero sólo encontró algunas respuestas en Lema pero cuando se agotó ya no tuvo alternativas.

Los cordobeses intentaron reaccionar desde el arranque del tercer cuarto pero más allá de alguna duda, rápidamente Libertad regresó a su juego y retomó las acciones sin permitirle la remontada a su rival que apenas pudo limar unos pocos puntos pero que se recuperaron en ese mismo segmento. Daba la sensación de que ya la segunda mitad estaba de más puesto que los Tigres nunca sacaron el pie del acelerador y sostuvieron la intensidad con el gran aporte del banco para extender también el dominio hasta el final y más allá de permitirle «maquillar» el resultado final a Atenas, nunca corrió riesgo el triunfo.

Fue victoria, amplia, contundente y esperanzadora para los tres próximos partidos que vienen (entre estos con Comunicaciones e Hispano), los cuales serán claves para buscar la clasificación a la postemporada.

Planilla completa del partido