A través de una comunicación telefónica, Pablo Ghiano, Vocero del Comité Operativo de Emergencia local y subsecretario de Educación, Salud y Convivencia, se refirió a la compleja situación epidemiológica que atraviesa la ciudad, donde ya se advierte un creciente segundo pico de contagios, poniendo a todo el sector de salud en alerta.

«Nos tomamos este sábado y domingo para que los comercios y la gente nos demuestren cuál es el nivel de compromiso», comenzó diciendo, anticipando a la vez que «el lunes a las 7 -por mañana- tenemos una reunión y de la evaluación que hagamos vamos a determinar casi con seguridad medidas más restrictivas».

Acerca de la adopción de nuevas medidas a partir de la semana venidera, sostuvo que «no era sencillo salir rápidamente a ser más estrictos apenas salido el DNU de la Nación y la adhesión de la Provincia», por eso resolvieron adherirse a las medidas generales de Santa Fe y tener el fin de semana para analizar más en profundidad la situación local.

Más allá de esto que puede redefinir el panorama local a partir del día de mañana, sostuvo con claridad que «si seguimos con este número de casos diarios, en pocos días vamos a tener problemas serios. No voy a decir que la situación está bien y se puede controlar porque no es así, necesitamos un compromiso de toda la comunidad».

«Sabemos que entramos en una etapa más difícil. Si bien sabemos que se puede controlar, depende de nosotros y nuestro cumplimiento… el frente epidemiológico viene trabajando desde hace tiempo y nosotros desde la Municipalidad estamos tratando de apoyarlos, respaldándolos con aquellas tareas que podemos y están a nuestro alcance pero son ellos los que llevan adelante el día a día en labores específicas», sostuvo haciendo referencia al personal de salud.

«Estamos analizando un plan de control más estricto, pensando cómo podemos penalizar a quienes no cumplan. También somos realistas porque tenemos una cantidad limitada de personal involucrado para estas tareas, por eso estamos trabajando también en conjunto con la Policía», comentó luego, reiterando la que será la primera línea de trabajo.

«Igualmente, apostamos a que sea la propia gente la que, cuando vaya a un comercio y vea que no se cumplen las normas de uso de barbijo o distancia, adopte una postura más activa, que no les de vergüenza señalar este tipo de situaciones que sabemos que son obligatorias y nos permiten tener una mejor situación», sostuvo más adelante.

Finalmente, también señaló en cuanto a las medidas de precaución exigidas tales como el barbijo, distanciamiento social y factor de ocupación que «estamos con esto hace muchísimo tiempo y hoy, quien no cumpla con estos puntos básicos, debe tener algún tipo de sanción más severa porque no hay justificaciones para no usar barbijo. Por eso estamos en diálogo con el Concejo para avanzar en este tema porque parece que esto es lo único que nos sirve para que entremos en razón como sociedad. De nada sire sino establecer reglamentaciones si luego no se cumplen por parte de la comunidad».

Preocupación por el envío de vacunas
Sobre el envío de vacunas, refirió que si bien Carina Feldman -la Directora del Hospital- está más informada, se han ido ellos mismos informando acerca de cómo es el sistema. «Nosotros sabíamos que Tacural tenía como centro de vacunación nuestro hospital, pero en esta última semana comenzó a colocar sus propias vacunas, al igual que Ataliva, Aldao y otras poblaciones. Además vemos que Rafaela tiene el 15% de población vacunada, nosotros vamos por el 8% y esa diferencia nos preocupa», agregó.

Voluntarios
Este es otro punto importante puesto que los controles que antes funcionaban, tanto en accesos de la ciudad como en comercios, eran principalmente fruto de la presencia de voluntarios, algo que con el transcurrir de los meses fue cambiando. «Llegamos a tener más de 200 voluntarios en la primera etapa, cuando estaba todo cerrado y estas personas no tenían que responder en sus labores cotidianas», explicó.

«Hoy -indicó por último- la realidad marca que son muy pocas las actividades que no se están realizando con normalidad, por eso es difícil encontrar a personas que además de trabajar en el día a día puedan sumarse a esta acción solidaria».