Chela de Lamberti: Fundadores de la Patria

115

Portar un apellido es investirse con la cepa original de la familia conformada. El linaje, ostentoso o humilde, difundido o ignorado, nos define y cubre durante toda la vida en cada pasaje de nuestra trayectoria. Conocer las raíces y los ramales del núcleo sanguíneo nos provee de las páginas que iremos incrementando con los testimonios de la propia herencia que sembraremos en los surcos del mañana. Portar un apellido ilustre conlleva además la responsabilidad de honrarlo y fortalecer los vínculos en un empeño inalterable a través de los años. Recordar la epopeya de los ancestros será un compromiso a asumir si ciertamente nos identificamos con el legado recibido, manteniendo como perenne el recuerdo por las figuras del ayer. Ante la fragilidad de la memoria de muchos pueblos, nada mejor que la responsabilidad personal y la firme decisión de modificar esa falencia con el emprendimiento de acciones destinadas a mantener viva la llama votiva merecida por los prohombres de una gesta que nos dignifica.

Los “Fundadores de la Patria”, Asociación constituida en Buenos Aires, cumple literalmente con estos preceptos; ellos reconocen como “fundadores” a preclaros hombres de nuestra historia en el territorio que nos congrega. Precursores, colonizadores, constituyentes, creadores, todos son quienes en algún momento nos han dado el origen primario como pueblo liberado del dominio extranjero. Esta Asociación se ha conformado con el propósito de fundamentar e instituir, como seres tenaces e inspirados, los basamentos destinados a despertar y estimular la memoria, haciendo de la evocación y los honores una constante.

Entrevistado en forma virtual el Presidente de la misma, Mario Passo, descendiente de Juan José Passo, secretario de la Primera Junta de Gobierno Patrio- nacida el 25 de Mayo de 1810-, nos informa:-“Esta Asociación no tiene en cuenta solamente a los descendientes de los integrantes de la Primera Junta de Gobierno. Abarca mucho más, porque reconoce desde los protagonistas de las Invasiones inglesas hasta Ayacucho. El 20 de Mayo de 2OO9 fui invitado a un acto que contó con la asistencia del Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el Ingeniero Macri. Tuvo lugar una ceremonia celebrada frente al Museo del Cabildo, donde compartimos el relevo de la Guardia del Regimiento I de los Patricios”.

“Confieso que cada encuentro en ese Cabildo me llena de emoción y agregué ese día tal sentimiento al de mis acompañantes. En ese momento había descendientes de figuras ilustres: José María Passo Rosas y Sra., Antonio Berutti, Marcelo Pueyrredón, Diego Saavedra, Cristina Moreno, etc., todos en comunión de sensaciones muy fuertes. Allí surgió la idea de reunirnos y conformar un grupo con similitud de objetivos para compartir, estrechar vínculos y proponer acciones que mantuvieran vívidos los recuerdos de nuestros patriotas. Acciones que bajo la denominación de “Fundadores de la Patria”, tuvieran como norte la cultura, el patriotismo, la conmemoración, para llevar a los descendientes el ejemplo que nos legaron nuestros mayores”.

“Esa primera reunión tuvo lugar en Quintana 161, en el Centro de Oficiales de las Fuerzas Armadas (COFA); allí asistieron los mencionados y otros que decididamente

adhirieron con entusiasmo a los objetivos propuestos. Así comenzamos el trabajo comprometido del grupo conformado, eligiendo además la comisión rectora para planificar desde ese momento las actividades que concretaríamos”.

Gracias a las redes sociales podemos enterarnos día a día de las actividades que materializa esta Asociación honorable. Ninguna efeméride se escurre de la memoria. Y así vibra el calendario de los hechos magnos que constan en las páginas de la propia historia. Nacimientos, fundaciones, batallas, declaraciones, hechos memorables que quizás, de lo contrario, tendrían un manto de olvido; todas las fechas afloran y se convierten en acontecimientos que posiblemente nuestras memorias omitirían sin culpas, porque estamos inmersos en los zarandeos de la vida actual.

Además del dinamismo que concretan en Buenos Aires, los integrantes de esta Asociación recorren el país, visitan escuelas y otras instituciones, siempre en forma ad honorem, llevando la luz de la historia y los nombres de aquellas figuras épicas que nos dieron la Patria. Una entrega que nos compromete y moviliza desde cada puesto de acción. Somos responsables de ese legado y la emulación debiera ser una constante, pregonando los hitos de cada patria chica: la provincia, la ciudad, el pueblo que también ostenta nombres y actos memorables para otorgarnos la herencia que hoy gozamos.

Mario Passo estuvo en Sunchales y su presencia dejó semillas para florecer en enseñanzas y en imitación. La Patria cumplía 200 años en aquel 2010 y él compartió con los niños de las escuelas convocado por el Club Atlético Unión. Fue integrante de la ceremonia de inauguración de la Fiesta Nacional del Fútbol Infantil frente a un público conformado por niños de todas las provincias, sus padres y técnicos; un total de cinco mil personas. Participó de la Exposición Histórica preparada en Casa Club por Leonardo Maccari y su mensaje cobró una dimensión nacional. Echaron a vuelo magníficas palabras como libertad, patria, héroes, linaje, compromiso, independencia, memoria, honor, para surcar los cielos y llegar hacia toda la geografía nacional.

Comentarios