La Bandera de la ciudad cumple 14 años

56

La ciudad se preparaba para celebrar sus 120 años de vida cuando se definió convocar a una conferencia de prensa para iniciar el proceso de elección de una bandera local. La iniciativa fue totalmente plural, permitiendo una amplia participación y siendo el diseño efectuado por Eloísa Ponte el elegido.

Desde ese momento, se sumó a los otros símbolos sunchalenses: Marcha (autoría de Mario Vecchioli y Sebastián Rainone) y escudo (diseñado por la Junta Heráldica de Buenos Aires). La trilogía de emblemas se completaba y la ciudad podía ser representada en todo momento y ocasión.

El 19 de junio de 2007, el Concejo Deliberante sancionó la Ordenanza Nº 1762 a través de la cual se oficializó la elección. Luego, con el devenir de los años, la bandera sunchalense ha tenido múltiples usos, llegando incluso a ser bendecida por el Papa Francisco y representándonos en diferentes eventos, festividades y participaciones.

Partes componentes de nuestra bandera
Las espigas de trigo: son históricamente uno de los mayores símbolos de nuestros campos y de nuestra zona en general, alude a la prosperidad y riqueza.

El fuerte central: símbolo de fortaleza, esfuerzo y el trabajo arduo de nuestros antecesores en esta tierra, gracias al cual, hoy Sunchales es una ciudad reconocida por su trabajo y sus logros. Además representa la unidad con el otro símbolo de la ciudad: su escudo.

Las estrellas: las estrellas menores simbolizan los dos intentos de colonización de nuestra tierra antes del establecimiento definitivo, representado aquí por la estrella mayor. Las estrellas tienen el color de la esperanza, sentimiento que sin duda había que embargar a aquellos que soñaron ver a esta tierra pujante y próspera.

Los colores: la bandera cuenta con dos colores predominantes. El verde representa la llanura típica de nuestros paisajes y está en consonancia con las estrellas haciendo alusión a una tierra de proyectos y esperanza. El color oro de la parte superior representa el cielo iluminado de la colonización definitiva. Ambos colores se dividen horizontalmente con la intención de representar el paisaje llano que se besa con el cielo en el horizonte.

Comentarios