Día del Historiador: El resguardo de nuestra identidad

95

El 1º de julio de 1812, el Primer Triunvirato ordenó asentar por escrito los acontecimientos sucedidos en Mayo de 1810. A través de un decreto se señalaba: “El gobierno ha determinado se escriba la historia filosófica de nuestra feliz revolución, para perpetuar la memoria de los héroes, las virtudes de los hijos de la América del Sur, y a la época gloriosa de nuestra Independencia civil, proporcionando un nuevo estímulo, y la única recompensa que puede llenar las aspiraciones de las almas grandes”.

Por ese motivo, cada 1º de julio se conmemora el día del historiador, en recuerdo a esa iniciativa que resguardaba la historia argentina.

En Sunchales, un 21 de enero de 1895, nació Basilio María Donato. Maestro de profesión, trabajó en escuelas de su pueblo natal y la zona. Él sostenía que “todos los pueblos tienen su historia, solamente hace falta quien la escriba”, por ese motivo investigó la historia de su ciudad mientras estudiaba en Santa Fe.

En su libro “Una historia de veinte páginas, historia de la ciudad para niños de Tercer grado”, Chela Lamberti señala:

“La historia de su pueblo fue siempre para él (Donato) un tema apasionante. Estando en Santa Fe, durante muchos años recopiló – de puño y letra – en el Archivo Histórico de la Provincia los datos de su lugar de origen. En nuestro Museo hay constancia de sus borradores”.

“Consultó gran cantidad de documentos tomando sus anotaciones, ya que no existían los medios de la actualidad. Publicó alguna información sobre el Fuerte en 1936, cuando Sunchales cumplió 50 años y se editó en el Álbum del Centenario”.

“Pero mucho después, el 12 de octubre de 1974 presentó en su pueblo natal – ya transformado en ciudad – el libro completo con una amplia recopilación de documentos (…). Su obra (“Noticias del Fuerte de Los Sunchales y sus Tres Colonizaciones”) es valiosa fuente de consulta. Sin el aporte de Donato, tal vez muchos detalles de las tres Colonizaciones no se conocerían. Falleció poco tiempo después, el 26 de septiembre de 1975”.

En su honor, llevan el nombre del historiador sunchalense, el Museo y Archivo histórico Municipal, una calle en el barrio Moreno y muchas aulas y museos de las escuelas de la ciudad.

Comentarios