La ciudad celebró los 135 años desde su Tercera Colonización

155

Con diferentes actividades a lo largo de la jornada, la ciudad evocó su Tercera y definitiva Colonización, fecha de la cual se cumplieron 135 años. La fusión del presente con la historia sunchalense fue un eje temático que atravesó todo este martes, reiterándose y haciendo que se evocara a quienes impulsaron el desarrollo de la comunidad en distintos puntos y lugares emblemáticos, tal el caso del Cobertizo de la cosechadora Rotania como así también el Museo «Basilio Donato», sito en la casa de Don Carlos Steigleder.

Todo concluyó con un acto oficial y una celebración que se concretó en este último ámbito de Barrio Moreno, llevándose a cabo para una cantidad restringida de público presente a partir de las disposiciones vigentes en la actual pandemia.

En esta oportunidad, tras una especial bienvenida a los presentes por parte de Talleres del Liceo Municipal «Julio César Sartini» y del Coro Municipal dirigido por Claudia Garrini, el Intendente Gonzalo Toselli ofreció un discurso alegórico a esta fecha especial.

«Cada vez que cumplimos un año es una gran oportunidad, primero para mirar hacia atrás, para homenajear, que siempre es fundamental y después también para proyectar a partir de esa reflexión a la que invita ese aniversario», sostuvo.

Antes de repasar los principales hitos de la historia local, para derivar su discurso en los cinco atributos que identifican a la ciudad y que fueron elegidos en los Talleres de Marca Ciudad, Toselli tuvo una destacada frase hacia los pueblos originarios, al señalar que «debemos hacer mención a los verdaderos habitantes de estos territorios, a los Abipones, incluso antes de 1492 el respeto hacia ellos y el perdón».

También sostuvo que «la pandemia nos desnudó, mostrándonos como somos y allí apareció la solidaridad, los voluntarios…», para finalmente enumerar los cinco atributos seleccionados: familia, innovación, cooperativismo, pasión y oportunidad.

«En nuestra identidad sunchalense están estos valores y muchos más también. Apoyándonos en estos atributos tenemos una oportunidad de construcción colectiva que genere oportunidades para generar derechos. El futuro está garantizado si sabemos buscar lo común, el bien de todos, para nosotros, para los que estamos y para los que están por venir», concluyó.

La noche se cerró con la participación en tres escenarios simultáneos de múltiples artistas pertenecientes a los diferentes Talleres del Liceo «Julio César Sartini» mediante los cuales se recrearon los diferentes shows que habían sido presentados en la serie de muestras «Sabor y Ando», representando diferentes regiones del país, tal el caso del: Noroeste, Norteste y Patagonia.

El cierre del evento cultural estuvo a cargo del artista charanguista, cantor y compositor jujeño «Pachi» Herrera, mientras en el patio de la Casa de Steigleder podían degustarse diferentes elaboraciones, recorriendo los stands de Talleres Barriales Municipales de Tejido y Costura, como así también de la filial local de Lalcec.

Un inicio especial de jornada

Tal como estaba previsto, todo comenzó en horas de la mañana, con la presentación de las letras corpóreas de «Sunchales», en un sitio emblemático como lo es el Cobertizo de la cosechadora Rotania. La intención es potenciar la identidad de la ciudad a partir de una activa y moderna intervención en uno de los principales accesos con que cuenta Sunchales.

«Nos parece fundamental festejar nuestro cumpleaños para una vez al año detenernos, mirar hacia atrás, valorar, reflexionar y seguir avanzando como nos caracteriza, con tesón y pasión», sostuvo el Intendente Gonzalo Toselli.

Luego repasó cómo se trabajó en la revalorización de todo el sector en donde se encuentra emplazado el Cobertizo, así como también la alegoría al Cooperativismo y los demás espacios circundantes. Las tareas incluyeron la renovación de pintura y luminarias, con el agregado de otros elementos estéticos y de seguridad vial en esta esquina que será seguramente más transitada aún que en lo actual a partir de la incorporación de estos elementos que desde el primer momento generaron atención en quienes circulaban por las inmediaciones.

Otro de los puntos abordados por las autoridades presentes en el lugar fue la inauguración de la Oficina de Turismo, la cual estará abierta solo de forma circunstancial, cuando en la ciudad se organicen eventos convocantes. El objetivo es respaldar a aquellos sectores productivos que están directamente relacionados con esta actividad, ofreciéndose visitas guiadas así como también la venta de productos locales.

Sunchales, en letras corpóreas
La intervención de las mismas por parte de la artista plástica Vanina Margaría le aporta a la ciudad un elemento propio y distintivo. Además, hay un profundo y prolijo trabajo realizado por Diego Rosso.

La tipografía específica de las letras surgen de un estudio realizado por el Diseñador Gráfico y Fotógrafo Diego Rosso, quien se basó en inscripciones, leyendas y carteles de la ciudad presentes en las distintas épocas, así como en el estilo Art Decó, el cual tuvo lugar desde 1920 a 1939 e influyó en todas las artes.

De esta forma se logró un diseño contemporáneo y moderno pero que también tuviera alma y memoria, que se plante en el presente con orgullo y optimismo, refugiando sin dejo de nostalgia, parte del pasado y de nuestra identidad.

La significación del estilo Art Decó gira en torno al progreso, la tecnología, la máquina, el ordenamiento, la ciudad y lo urbano.

La intervención artística de las letras estuvo a cargo de la artista plástica Vanina Margaría, quien se inspiró en los cinco atributos emergentes en los Talleres de Marca Ciudad que fueron desarrollados.

«Nosotros, quienes formamos Sunchales, tenemos la energía de reinventarnos, de emprender constantemente, esa fuerza vital de reinicio constante. Por eso formamos la ciudad que tenemos», sostuvo.

También explicó que «para mí, realizar este proyecto es sinónimo de trabajo, dignidad, revalorización, de arte… nace para compartir con todos».

Comentarios