Juicio a policías: piden que declaren cerca de 200 testigos

21

(Por: Rafaela Noticias) – Con un importante despliegue de seguridad coordinado por la Dirección de Coordinación de Oficinas de Gestiones Judiciales que implicó la presencia de policías y corte de calle, se llevaron a cabo en los Tribunales de Rafaela dos audiencias preliminares este lunes y martes entre las 11 y 13 horas en ambos días.

Las mismas, tal como había adelantado Rafaela Noticias, tuvieron que ver con el caso en donde 7 policías de que trabajaban en Sunchales (subcomisario FHM de 40 años; la subinspectora SS de 44; el oficial JAC de 32, suboficiales varones CAM de 23 años; BEG de 26 y MLO de 30 y la mujer suboficial -MIA-, de 38 años ) están acusados del delito de «Tortura» y un agente de Encubrimiento (LMG, tiene 36 años) por la Fiscalía Regional por un caso ocurrido el 18 de octubre del 2019 en la Comisaría Nº 3 de Sunchales.

Las víctimas fueron dos hermanos que habían sido detenidos legítimamente y que según la fiscal sufrieron por parte de los agentes «graves tormentos físicos y psicológicos».

La causa ya tiene pedido de elevación a juicio oral por parte de la Fiscal Dra. Gabriela Lema, quien había adelantado el pedido de 25 años de prisión para los acusados de torturar y 6 años para el imputado por encubrir, tratándose este último de quien en ese momento era jefe de la comisaría.

El cartel se encontraba en la parte externa de los Tribunales de Rafaela (Foto: Facebook).

En el marco descripto anteriormente, es que se desarrollaron este lunes y martes las audiencias presididas por la Jueza Dra. María Cristina Fortunato en la que se discutieron qué pruebas deben entran en el juicio y cuáles no, cuál va a ser la calificación jurídica penal que se mantendrá y algunas invalidaciones procesales, entre otros puntos.

Fueron cinco los abogados defensores que representaron a los 8 imputados, siendo uno de los puntos centrales planteados cambiar la calificación jurídica penal que sostiene la Fiscalía, que es la de «Tortura». Este delito tiene una pena de 8 a 25 años, por lo que no es excarcelable. Las Defensas, basadas en el dictamen que hasta el momento dio la Cámara -y por el cual se determinó la libertad de 6 de los 8 detenidos-, aseguran que se trata de «Apremios ilegales», un delito que tiene una pena de 2 a 6 años, siendo la misma de cumplimiento condicional (excarcelable).

Pero esto no será lo único que tendrá que resolver Fortunato: también lo hará respecto a la prueba documental, los testigos y la prueba material que ingresarán al juicio; como así también sobre los planteos de las partes, entre otras cuestiones técnicas. Por ejemplo, en relación a los testigos, la Fiscalía pidió que declaren 128 personas, mientras que las Defensas solicitaron entre 12 y 15 cada una, si bien hay testigos que se repiten. Por lo que sumando todas las personas propuestas, el juicio podría tener cerca de 200 testigos, a menos que Fortunato decida que ese número no es viable. Algo de eso ya adelantó la Jueza en las audiencias, asegurando que son muchos los declarantes propuestos.

Por otro lado, en las instancias de este lunes y martes, hubo Defensas que pidieron la «Suspensión de Juicio a Prueba» para sus defendidos, es decir, la realización de probation a cambio de suspender el juicio oral e incluso hubo quien pidió el sobreseimiento de sus representados. Siendo esto último algo difícil de obtener en una audiencia preliminar, dado que para que ocurra deber ser evidente que el delito no existió o que el mismo haya prescripto. De todas maneras, esto también es algo que tendrá que resolver la Jueza. El Código Procesal Penal permite que las Defensas en este tipo de audiencias solicitar la libertad de sus representados mientras sigue adelante el proceso, y así lo hicieron los abogados de los dos policías que siguen detenidos (subcomisario FHM de 40 años y el oficial JAC de 32). Así que en este sentido también se aguardará la resolución de Fortunato que tiene cinco días para emitir dictamen, si bien dada la complejidad de estas audiencias los jueces suelen tomarse más de una semana para hacerlo.

Por parte, de la Fiscalía se opuso a todos los planteos, tanto de cambiar la calificación jurídica, sosteniendo que fue un hecho de tortura, como a que se libere a los detenidos, o a que se convalide una Suspensión de Juicio a Prueba. También se negó a bajar el número de testigos propuestos.

Finalmente, mas allá de lo que la jueza resuelva en los próximos días sobre todos los temas planteados en las audiencias, cualquiera de las partes puede después pedir una revisión de la Cámara, para luego sí una vez que ésta resuelva se pase a la instancia de juicio oral. Instancia que a esta altura casi se da por hecho que no será antes del año que viene. Además caber recordar que en caso de que el juicio no se efectivice en octubre del 2022, se le deberá dar la libertad a los dos policías detenidos por vencerse el plazo de 3 años de estar con prisión preventiva sin condena.

Comentarios