Luego de padecer un importante temporal, con ráfagas de viento que llegaron a los 950 kilómetros por hora, teniendo una velocidad estable de 70 km/h. y un acumulado de precipitaciones de 35.5 milímetros, la ciudad comienza a reponerse.

Fue a la hora 20 de ayer cuando, apenas unos minutos después de que se declarara el estado de Alerta a Corto Plazo, el fenómeno que en horas de la tarde venía avanzando desde la zona de Córdoba, se hiciera presente en la ciudad.

Rápidamente, las ráfagas fueron generando los primeros inconvenientes, desprendiendo ramas y algunos árboles que cayeron en la vía pública, tal el caso de barrios Centro y Sur. Muchos de quienes se encontraban en las calles, pretendían avanzar rápidamente con sus vehículos puesto que también comenzaba a llover pero debían sortear éstas y otras cosas que ocupaban la calzada.

De inmediato, el corte del suministro energético en calles y domicilios, aportó otro elemento de preocupación, aunque con el correr de las horas fueron recuperándolo distintos barrios, algunos ya entrada la madrugada.

El recuento que se puede hacer por la mañana, permite ver varios árboles caídos, así como carteles y palinas nomencladoras. No obstante, el club Deportivo Libertad informó de importantes daños, con la rotura de una de la columnas de iluminación del estadio de fútbol «Dr. Plácido Tita», la cual se desplomó sobre el complejo de piletas, ocasionando múltiples daños, sumándose también la voladura de algunas chapas del salón «Centenario».

Una de las imágenes circulantes anoche, en redes sociales.