Pinotti presentó los resultados de la encuesta sobre Calidad Educativa en Santa Fe

46

(Por: Prensa Pablo Pinotti) – El estudio, “Encuesta sobre Calidad Educativa en Santa Fe” fue realizado en el mes de abril por el equipo técnico que acompaña al diputado Pablo Pinotti. Entre las conclusiones del trabajo, se destaca que el dato “más alarmante que se relevó” es que en su gran mayoría la comunidad educativa que respondió percibe que los estudiantes “no han podido alcanzar los aprendizajes necesarios durante la pandemia”. En términos de porcentaje, así lo afirman el 65% de los familiares encuestados, el 72% de docentes y el 80% de los directivos.

Entre los motivos relevados que llevaron a esta situación, los encuestados consideraron que “no se ha logrado desarrollar la mayoría de los contenidos previstos por falta de tiempo, por reducción de contenidos, por escasez de equipamiento para seguir las clases, por falta de un programa específico de virtualidad”. Los docentes y directivos por mayoría amplia identificaron como el principal motivo de esta situación “el deficiente desempeño” de la cartera de Educación santafesina. En concreto, “el 50% de los directivos respondieron que el Ministerio de Educación ofreció lineamientos confusos y a destiempo”. Aunque en menor medida, todos los encuestados señalaron “la imposibilidad de acompañar desde la familia a las propuestas de la escuelas, la falta de recursos para aprovecharlas en la distancia o que las mismas eran insuficientes para lograr aprendizajes de calidad.

“Contenidos como cálculos y resolución de problemas, lectura y escritura (los niveles iniciales no lograron alfabetizarse según la opinión de los propios docentes), rutinas de estudio, educación física son las que más dificultades han ofrecido” se enumera en el estudio.

Propuestas para el año 2022
Entre los resultados del trabajo en el que participaron 159 personas de diferentes localidades de la Provincia, se resalta “el 55% de las familias afirmaron no conocer las medidas dispuestas por el Ministerio de Educación para garantizar los aprendizajes durante la pandemia” En caso de conocerlas, el 60% evaluó “que no han tenido efecto positivo”. En el caso de docentes la amplia mayoría (84%) afirma conocerlas pero consideran que no tuvieron o no saben si tuvieron algún impacto en los aprendizajes (85% ). Algo similar a lo que ocurre con directivos.

El objetivo principal del estudio fue poder utilizar los resultados como insumo de iniciativas legislativas como así también “diseñar líneas de investigación en torno a la calidad educativa”

En relación a las medidas que deberían adoptarse para este año, las opiniones fueron diversas: acompañamiento a las familias para mejorar sus condiciones socioeconómicas y acceso a servicios esenciales como el internet; análisis y revisión de planes de estudios, contenidos curriculares y propuestas pedagógicas vigentes a los fines de adaptarlos a los nuevos contextos y posibilidades de enseñanza; generar propuestas pedagógicas para captar la atención de los estudiantes , brindándoles la posibilidad de desarrollar otras competencias y habilidades por fuera del aula; refuerzo de los contenidos no desarrollados durante la pandemia; revincular los estudiantes a las escuelas, reforzando el acompañamiento a sus trayectorias y brindándoles asistencia personalizada; fortalecer las escuelas como espacios de socialización y en la transmisión de la cultura y el conocimiento; aprovechar al máximo los momentos de clases (más tiempo; más calidad educativa); la enseñanza como Política Pública; lineamientos claros para directivos, docentes, estudiantes y familias; escuchar las voces de quienes viven a diario la problemática.

Políticas sin efectos positivos
En el informe, se señala que , todo ello se requiere algo que en estos dos años brilló por su ausencia (según señalan los mismos docentes y directivos): políticas públicas claras por parte del Gobierno Provincial, con un plan serio de educación. “Se requieren dispositivos de acompañamiento real de las trayectorias educativas que hasta el momento se hicieron a pulmón por docentes y directivos, la implementación de programas de contenidos transversales esenciales que resguarden los derechos (ESI, Consumos, Convivencia, Derechos de infancias, etc), establecer sistemas de evaluación acordes y sinceros que permitan detectar las debilidades respecto de la formación y calidad educativa, para poder actuar sobre la realidad de cada trayectoria, así como también orientar una fuerte inversión en infraestructura escolar, recursos materiales y de capacitación real y jurisdiccional para los docentes” describen los especialistas. Este pedido, resulta paradójico cuando el discurso oficial ronda en la “gran inversión que se está realizando en educación” que a las claras no está planificada y direccionada a reales necesidades.

La ausencia de la calidad educativa en la agenda del Gobernador
En un párrafo del informe que elaboró el equipo de especialistas convocado por el diputado Pablo Pinotti, se analiza el discurso que realizó el gobernador Omar Perotti ante la Legislatura con motivo de la Apertura de la 140º Período de Sesiones Ordinarias del 1 de mayo. Teniendo como objetivo central la calidad educativa y luego de describir los “dos ciclos lectivos signados por la pandemia con todas las dificultades que se señalaron anteriormente, esperábamos un posicionamiento fuerte del Gobernador anunciando las políticas a llevar adelante para revertir esta situación. Sin embargo, una vez más, detectamos la ausencia total de mención alguna acerca de qué se va a hacer respecto a este tema” resalta el informe.

Si bien Perotti estableció como uno de los ejes centrales “a la educación” y afirmó que quiere que todos los chicos y chicas estén en la escuela, “nada dijo de qué se había hecho y que se hará en el presente año para abordar la calidad educativa deteriorada y para recuperar lo que no se pudo aprender”.

En el trabajo se subraya que Perotti “vuelve a hablar de un plan de conectividad (ya anunciado en los dos años previos) que hasta el momento no tiene resultados concretos. De un aumento de estudiantes matriculados que en realidad es engañoso, de una inversión en infraestructura que tampoco se ve en los establecimientos educativos” Y cierra: “Durante un año entero no se dictaron clases presenciales en las instituciones educativas y el ministerio de Educación no avanzó en las obras necesarias para el comienzo de la presencialidad. Escuelas sin gas, sin mantenimiento son noticia por estos días. Un Gobierno que sigue sin rumbo, sin planificación ni políticas en pos de la calidad educativa que nos merecemos santafesinos y santafesinas”.

La encuesta
La encuesta se dividió en tres secciones: la voz de las familias, de los docentes y de los directivos. Cada parte contenía 7 preguntas y se respondía en forma anónima. Se evaluó el bienio 2020-2021 y la respondieron 159 personas de distintas localidad santafesinas.