Día del Historiador: Basilio Donato y los inicios del Cooperativismo en la ciudad

103
Juan Bautista Mitri.

Sunchales, febrero de 1931.
La Cooperativa de Tamberos de Sunchales Oeste la presidía Juan Bautista Mitri. Actuaba de tesorero Jorge Cipolatti, secretario Mauricio Perrone. Eran además miembros asociados, los hermanos Juan y Francisco Giraudo, José Molinari, Rodolfo Kopp y otros colonos vecinos de la cremería.

En febrero de este año, dieron a publicidad un balance del ejercicio de 1930, cuyas cifras demostraron su prosperidad. En efecto, descremaron un millón quinientos mil ciento cinco litros de leche. Su activo se elevó a $ 24.930 y se distribuyeron entre los socios % 5.520,28 quedando en depósito nueve toneladas y media de caseína sin vender que serían distribuidas entre los asociados.

Al mencionar esta cooperativa, trae el recuerdo que allí germinó la idea, el anhelo y el interés de todos y de sus adyacencias de tener su propia fábrica de manteca, en lugar de entregar la grasa butirumétrica a empresas particulares que imponían su precio de compra, regalando casi, la caseína, pues llegó a venderse al mínimo precio de $ 52 los mil Kg. en épocas de «trustificación» del producto.

Los hombres de la Cooperativa de Sunchales Oeste, organizaron y administraron su cooperativa, en las formas y bases de otras similares del departamento Las Colonias, con otro sentido, vale decir, sin premios a las acciones, teniendo por conducta los consejos Roschdalianos, con un simple lema en boca de gente sencilla campesinas, esto es: «debe ganar más el que mayor cantidad de vacas ordeña».

Productores aguardando turno para descargar los tarros de leche en la planchada de la Cooperativa de Tamberos de Colonia Frias, a principios de la década del ’30 (Libro «Orígenes y nacimiento de SanCor», año 1988).

Sunchales, septiembre de 1937
Juan B. Mitri y Juan Rodolfo Kopp ya habían «apalabrado» a varias cooperativas vecinas de Sunchales, de la conveniencia de formar una «unión» de todas ellas y tener su propia fábrica de manteca, en lugar de conformarse con vender la grasa butirumérica y la caseína, al precio que fijaban los industriales de dichos productos de Buenos Aires y Rosario. Creyendo madura la idea, propusieron una reunión de ejecutivos de varias cooperativas, fijando el día 18 de septiembre en el salón del Cine Avenida. No pudo realizarse por el mal tiempo.

Para el sábado 9 de octubre estaba anunciada una reunión en el salón del Cine Teatro Avenida, de Cooperativas Tamberas, auspiciada por la Cooperativa de Sunchales que dirigía Juan B. Mitri. Los fines eran tratar la instalación de una fábrica de manteca en el pueblo y además consolidar la naciente «Unión de Cooperativas Tamberas» pro-fábrica.

Ya había habido una reunión en este sentido, pero solamente asistieron cinco personas: Juan B. Mitri, Antonio Miretti, Marcos Dubrowsky, J. Genselovich y N. Trumper.

Juan B. Mitri y Juan Rodolfo Kropp ya se habían trasladado a Buenos Aires, a fin de asistir a las reuniones de la Asociación de Cooperativas Argentinas, con el objeto de trabar conocimiento y relaciones y de paso solicitar al Ministerio de Agricultura, el envío de un asesor para que asistiera a la reunión proyectada para el 9 de octubre.

Sunchales, octubre de 1937
El Sr. Juan B. Mitri informó a la prensa que el día 9 de octubre de 1937, tuvo lugar la reunión de las Cooperativas Tamberas con la asistencia de los delegados de las siguientes asociaciones: «La Unión» y «La Flor» de Brinkmann; «Morterense» de Morteros; «Las 3 colonias» de Bicha; «La Bonita» de Casablanca; «La Triestina» de Marini; «Las dos colonias», «Las dos provincias», «Tacurales» y «Tacural», de Tacurales y Tacural; «Las Palmeras», de Las Palmeras; «Palacios», de Palacios; «Santa Elena», de Moisés Ville; «Virginia» y «La Pequeña Unión», de Virginia; «La Maravita», de Humberto 1°; «Raquel», de Colonia Raquel; «Ataliva», de Ataliva y «Sunchales Oeste», de Sunchales.

Además estuvieron presentes: el delegado del Ministerio de Agricultura, Sr. Héctor Eguía; el gerente del Banco de la Nación, Sr. Santiago Elormendi y el gerente del Banco Provincial, Sr. Bartolo Sabena.

Se aprobaron las siguientes ponencias:
1- Planificación y organización definitiva de la «Unión de Cooperativas Tamberas Lda. Fábrica de Manteca».
2- Se eligió una Comisión Directiva para tales fines, recayendo los nombramientos en las siguientes personas: Presidente, Juan B. Mitri, de Sunchales; Vicepresidente: Santiago Re de Raquel; Secretario: José Rocca, de Bicha (Eusebia); Prosecretario, Antonio Gandolfo de Brinkmann; Tesorero, Marcelino Druetto, de Bicha; Protesorero, José Giustina de Morteros; Vocal Titular, Santos V. Dichiaria de Humberto 1°; Síndico titular, Antonio M. Miretti, de Ataliva; Suplente, Jacobo de Rejovisky de Virginia.
3- Se fijó la sede de la fábrica a construirse en Sunchales (con reserva Brinkmann, Humberto 1° y Raquel).
4- Se designó una subcomisión para que redactara un anteproyecto de estatutos en base a los principios Rochdalianos.
5- Se suscribió un capital inicial de 150.000 $ para una producción de 4.200 kg. de crema y unos 2.160 kg. diarios de manteca.
6- Buscar un lugar adecuado en el perímetro del pueblo de Sunchales, para la construcción de la fábrica, previo análisis de la napa freática.
7- Invitar a las Cooperativas vecinas de Santa Fe y Córdoba a adherirse a la Unión de Cooperativas Tamberas Ltda.

Tamberos descargando tarros de leche en la planchada de una cremería, propiedad de una cooperativa de productores, a principios de la década del ’30. (Libro «Orígenes y nacimiento de SanCor», año 1988).

Sunchales, enero y febrero de 1938
Fábrica de manteca
El sábado 29 de enero de 1938 se realizó una reunión de la Comisión Directiva de la «Unión de Cooperativas Tamberas Limitada» pro Fábrica de Manteca, bajo la presidencia de Juan B. Mitri.

Esta junta de directivos tuvo por fin consolidar lo resuelto el día 9 de octubre de 1937, por cuanto la instalación de una fábrica de manteca en Sunchales, había sido aceptada en principio por las 19 cooperativas reunidas en dicha fecha pero quedando pendientes algunas sugerencias, como las de ubicarla en Raquel, Humberto 1° o Brinkmann.

Por otra parte, latía el peligro de un desmembramiento de cooperativas, por cuanto se estaba gestando en Buenos Aires, la creación de una cooperativa similar a la de Sunchales, con los mismos principios Rochdalianos y ya algunos tamberos tenían designados a sus delegados, fijando sus ojos en la metrópolis. Se tenía poca fe en la iniciativa de Mitri.

Los porteños, ni lerdos ni dormidos, sospechando la importancia que tendría una fábrica en poder de los mismos tamberos, iniciaron una intensa propaganda con fines de atraer al productor hacia su radio de acción.

Por eso, en esta reunión del 29 de enero, se consolidó el programa de la fábrica de manteca en Sunchales y se propuso continuar con la colocación de acciones hasta completar el capital inicial de 150.000 pesos.

En este modesto local, ubicado en Sunchales, y que fuera propiedad del señor Francisco Bertone, se realizó en la tarde del 17 de septiembre de 1938 la asamblea constitutiva de la sociedad Cooperativas Unidas Limitada Fábrica de Manteca, que posteriormente se transformaría en SanCor Cooperativas Unidas Limitada (Libro «Orígenes y nacimiento de SanCor», año 1988).

Sunchales, septiembre de 1938
Como estaba anunciado, el 17 de septiembre de 1938 se realizó en el salón de Bertone, la asamblea convocada de los delegados de las 11 cooperativas tamberas, propulsoras de la fábrica de manteca con sede en Sunchales.

Presidió la reunión Juan B. V. Mitri, estando presentes delegados del Ministerio de Agricultura y de la Junta Reguladora de la leche del Ministerio; el gerente del Banco de la Nación y varios periodistas.

De las conversaciones habidas, se puso de relieve la necesidad imperiosa de iniciar cuanto antes, la construcción de la fábrica de manteca, a cuyo fin urgía designar un Directorio. Se puso de relieve en las manifestaciones de los asambleístas, las formas cómo se explotaba al tambero por medio de las cremerías privadas, problema cuya solución era perentoria.

Se analizaron los Estatutos de la Cooperativa Mantequera Ltda. pro-fábrica, aprobándose su texto y la nota solicitando la Personería Jurídica.

Se aprobó una ponencia consistente en que cada cooperativa de la Unión, aportara desde ya con un 20% de la suma del capital inicial ($ 150.000) destinado al comienzo de la construcción del edificio.

Acto seguido, se designó al primer Directorio (según La Lucha N° 418). Presidente, Juan B. Mitri; Vicepresidente, Antonio Gandolfo; Secretario, Antonio Miretti; Prosecretario, F. Raviolo; Tesorero, Adolfo Genzelovich; Protesorero, José S. Giustina; Vocales, Francisco Peretti, Marcelino Druetto, Jacobo Rejovizcky; Síndico, Luis Campos.

Esta comisión, o mejor dicho Directorio, podía designar subcomisiones de propaganda, a fin de hacer conocer las finalidades de las Cooperativas Unidas Fábrica de Manteca y conseguir adherentes a su iniciativa.

Primer Directorio de la Sociedad «Cooperativas Unidas Limitada Fábrica de Manteca», año 1938. De izquierda de derecha: Luis Campo, Síndico Titular; Felipe S. Raviolo, Prosecretario; Juan B. V. Mitri, Presidente; Adolfo Genzelovich, Tesorero; Antonio J. Miretti, Secretario; Francisco Peretti, Vocal; Marcelino Druetto, Vocal; José S. Giustina, Protesorero; Antonio Gandolfo, Vicepresidente; Jacobo Rejovitzky, Vocal; Tancredo Scagnetti, Vocal; Marcos Drubovsky, Vocal (Museo y Archivo Histórico Municipal).

Los relatos posteriores de Basilio María Donato, siguen siendo relatados por él, recorriendo las diferentes negociaciones y proyectos enmarcados en lo que luego sería la construcción del edificio de la Fábrica de Manteca, posteriormente conocida como SanCor Cooperativas Unidas Limitada. Todo se encuentra disponible para su lectura y consulta en nuestra sección especial: Recordando el pasado.