(Por: FM Aries) – Allí el exponente comprobó que posterior a ser violentada una ventana de la parte trasera, se había concretado el robo de una máquina hormigonera, un compresor, un taladro a batería, 15 cajas de cerámica, seis bolsas de pegamento, y una cortadora de cerámica.

Posteriormente, en un terreno baldío se ubicó a la hormigonera, el compresor y ocho cajas de cerámica, cubiertas con pastizales.

Dichos elementos se encontraban al fondo del terreno, que linda con la vivienda de un tal “Tano” D., y vecinos manifestaron que habían observado el movimiento de un automóvil, cuyas características concuerdan con el que tiene el padre de dicha persona.

En consecuencia, se ordenaron requisas en las viviendas que habitan padre e hijo, y en una el resultado fue negativo.

Y la restante intervención no pudo llevarse a cabo, dado que no se registró morador alguno en la finca.