La Empresa Provincial de la Energía informó que, en virtud de los trabajos que debe realizar una empresa contratista en el marco de la obra vial de la autopista de la Ruta Nacional Nº 34, es necesario desenergizar la línea de alta tensión que conforma el corredor del noroeste provincial. Si bien el corte total se extenderá de 7 a 18 del domingo, se instrumentarán acciones que permitirán que se encare de manera rotativa su impacto en el ejido urbano sunchalense.

Así lo explicó en la mañana de hoy Verónica Bedini, vocera de la Empresa Provincial de la Energía, quien señaló que se está trabajando en un diagrama que divide a Sunchales en dos partes. Cada sector tendrá una interrupción en el suministro de 120 minutos, rotando e intercambiando a lo largo del domingo.

De esta manera, la falta del suministro tendrá un menor impacto. Lamentablemente, la alternativa del sistema interconectado, no permite la derivación plena para un abastecimiento total de la ciudad aunque esta alternativa termina siendo positiva.

La EPE, en la semana había explicado que los trabajos de la contratista consisten en el corrimiento de una estructura que soporta la línea aérea de alta tensión que vincula Rafaela con Sunchales, para liberar el terreno para la traza vial que circunvalará la cabecera del departamento Castellanos. Este traslado de líneas de alta tensión en la zona de la variante oeste de Rafaela, es necesario para dar continuidad a la construcción del nuevo intercambiador de la autopista con Ruta Provincial Nº 70.

La complejidad de la reubicación de columnas, con permisos de propietarios para su implantación y las nuevas estructuras para modificar el cruce de la línea eléctrica a Sunchales, permiten ahora realizar estos corrimientos eléctricos para el normal proceso de construcción de esta importante vía de comunicación vial nacional.