fbpx

Pinotti, un mes…

Los memes se han transformado en parte de nuestra cultura. En una imagen y con un par de líneas de texto, el ingenio popular sintetiza ideas amplias. Uno de los más difundidos es aquel que referencia la sucesión de muchas situaciones en un corto lapso de tiempo: «Van 9 días y enero ya nos metió calor, lluvia, granizo, fresco, tarifazos y Reyes». Debería estar acompañado por una imagen alusiva, completando así la idea buscada.

En lo que a esta columna respecta, tenemos la idea pero aún está en formación. Va un mes de la gestión de Pablo Pinotti… ¿y? ¿cómo sigue el meme? ¿cómo hacemos esa síntesis que en un puñado de palabras resuma todo lo que buscamos expresar desde nuestra perspectiva?

Fotomontaje: SunchalesHoy.

Por lo pronto hay dos espacios desde los cuales podemos nutrirnos: están las cuestiones fácticas y también las interpretativas. En el primero de los casos, por ejemplo, el propio Intendente con su equipo de colaboradores fue señalando desde las Paso que estaban preparados para ser Gobierno. La experiencia legislativa local, su paso por el Nodo y posterior desembarco en Diputados, así lo respaldaba.

Con un Gabinete poblado de caras nuevas y el sostén de históricos del Socialismo, se afrontó la transición con la gestión saliente, la cual no habría dejado demasiado sabor. Tras la asunción, comenzó este período en el cual algunos pensarán que están en adaptación, acomodándose a cargos, funciones y alcances de la parte pública. Pero -volvemos a remitirnos a sus declaraciones pos victoria- no hay tiempo para eso. Todos sabíamos que la situación era grave pero no a qué nivel.

Pues bien, en la práctica, ya con varias semanas de marcha, la gestión actual pareciera semejarse demasiado a la saliente. Hubo un espasmo de aceleración en el primer momento, algo más de organización interna pero luego todo cayó casi a lo que desde afuera parece ser un ritmo veraniego.

Motivos hay y son contundentes: todo el engranaje se moviliza con dinero y ese es el insumo que escasea. No obstante, ahí reside el gran error del Pinotti Intendente, quien se desoyó del Pinotti Candidato. Fue en aquel tramo donde compartimos distintos espacios -ambos como candidatos y con suerte diferente- en donde coincidíamos en que la información resultaría fundamental para la ciudadanía. Ambos pensábamos que el cuadro era muy delicado y restringida la capacidad de maniobra por lo que dar a conocer el panorama rápidamente, mostrar el punto de partida, era imprescindible.

Sin embargo, nada de eso sucedió. A un mes, no hay novedades acerca del plan de Gobierno, de aquellos ejes mencionados en su discurso de asunción. Sólo se difundió un video con el estado de maquinaria del Corralón, algo conocido por todos pero no se dijo si se buscarán responsables o cómo se enmendarán las fallas para que no se repitan, proponiéndose la Emergencia en este área.

En cuanto a la parte económica, se expuso el desliz de Toselli, quien aseguró que no había deudas cuando hay más de 100 millones por cubrir y se pidió un inmediato aumento de la UCM. Es aquí donde aparecen otras preguntas: ¿cómo está la planta de personal que tanto preocupaba por un posible sobredimensionamiento? ¿existe la Auditoría 2023? ¿Se cumplirá con las antes desoídas Ordenanzas de Información Pública y transparencia? ¿Porqué aún no se ha siquiera actualizado la web oficial, donde para los desprevenidos se genera una confusión de proporciones, al figurar Pinotti Intendente pero con el Gabinete de Toselli? A un mes de gestión, aún no se difundieron líneas de trabajo para temáticas centrales como la Emergencia Vial, la cual sigue acumulando pendientes y retrasos; o la ambiental, donde estamos a contrarreloj del plazo por el fallo judicial.

Se sobreentiende que hay resoluciones que demandan, lógicamente, más de un mes pero trazar los lineamientos, fijar diferencias respecto de los últimos cuatro años, debieran ser prioritarios y hacerlo rápidamente es algo que va quedando rezagado pareciera ser.

___
Ariel Balderrama

Del mismo autor

Relacionadas

Ultimas noticias