fbpx

Más de seis décadas de trabajo fecundo

En la serie de publicaciones realizadas en el marco de la difusión del libro «Recuerdos y más recuerdos: la historia de la familia del clan Audero», escrito por Clanel «Chocho» Audero, se menciona la existencia de dos notas que fueron redactadas por Chela de Lamberti y publicadas en el Semanario «El Eco» en el año 2012. Con gran satisfacción, compartimos aquí la segunda entrega:

Después de una trayectoria progresista, la firma Audero Hnos. sufrió las consecuencias de los cambios estructurales implementados por una política que favoreció a las empresas líderes del país.

Después del arado

La empresa comenzó a funcionar el 2 de octubre de 1948. «Del arado, pasamos a ser comerciantes», evoca hoy Chocho Audero. «Todo se remató, hicimos la mudanza y acá comenzamos con un solo empleado». Todo el lote era de los Frencia; además había un galpón y solo tinglado, más la sala de elaboración de soda y naranjina, la bebida de esa época. Dos jardineras con dos caballos cada una y un camioncito Chevrolet 1927. «Había un horno, una gran olla de cobre; se volcaba el azúcar en bolsas de 50 kg. que se compraba a Manera, también se ponía colorante. Don Bartolomé me ensenó «a ser químico». En ese tiempo se bebía anís, también se preparaba el ajenjo. Tapábamos las botellas con una máquina a pedal; hacíamos 20 cajones de naranjina por semana, con 24 unidades cada una. La sigla FAGS quería decir Fábrica Agua Gaseosa Sunchales. Era lo mismo que Fábrica Audero Gramaglia Sunchales. Nuestro socio se retiró a los dos años. En ese momento estaban Domingo Aresca y Esteban Galoppo como competencia».

Reponer y reponer

Y continúa: «Éramos tres varones y seis empleados, más dos provisorios en el verano. Del Sindicato de Rosario llegaban para hacer controles. Había muchísima clinetela; venían también del campo y de la zona; se proveía de bebida para los carnavales, los remates, el día de los muertos en el Cementerio; las ventas eran abundantes. Había que reponer y reponer. Vivimos toda la familia en la casa alquilada que era de Frencia, con habitaciones muy grantes, sobre calle Alem. En la esquina estaba la cuadra con los caballos». «La casa no se compró. El compromiso de alquiler fue por diez años: de 1948 a 1958. El 20/12/56 yo me fui al servicio militar y regresé en marzo de 1958. Marcelino Frencia y Vegetti siguieron siendo los dueños cuando falleció Don Bartolomé, el 1 de Mayo de 1958 tuvimos la llave del galpón. Había 30 proveedores cuyos viajantes nos visitaban y yo los atendía, ya de pantalón corto y después también. Para las fiestas de fin de año era impresionante el movimiento; en la calle no había semáforos en esa época pero hubieran sido necesarios. Solo SanCor y nosotros teníamos cámara frigorífica; esa todavía está. Todo se frenaba un poco a partir de Cuaresma. El progreso fue espectacular; no parábamos ni para el día del trabajador», narra.

Tres casas para la familia

Había que edificar y lo hicieron sobre Roque Sáenz Peña. «La firma Bergese y Bertone era lo máximo en ese tiempo. Fueron desarmando y usando el material, más el agregado que se hizo. La del medio se construyó primero, todas con el mismo diseño, allá por 1962. Ermelinda falleció a los 47 años; Delio también y el pequeño Odonel que ya no lo teníamos. Vive Olivio, con 83 años. Ermelinda y Margarita fueron colaboradoras en su momento. Mi cuñada Argentina Vincenti fue muy activa haciendo los trámites con los Bancos, era nuestra secretaria. Iris y Aydée Costi, hermanas, se acercaban con té caliente en invierno; es decir, toda la familia estaba circunstanciada con el negocio», relata. Chocho se casó el 10/06/1965 con Aydée Costi.

Sesenta empleados

«Durante toda la trayectoria de la empresa pasaron 60 empleados por la firma», detalla. «Quince personas se jubilaron acá y 30 fueron transitorios. Amílcar Chiappero fue el único empleado que quedó y se jubiló a los 65 años. Fueron 23.000 días de trabajo; 552.000 horas, todo un récord, realizado siempre con entusiasmo y dedicación. Festejamos el 50º Aniversario con un almuerzo en el Cicles Club».

El ocaso de la firma

«Con el segundo gobierno de Menem, en 1997 la firma empezó a decaer. Hubo cambios estructurales y comenzaron a beneficiarse empresas líderes en el país. No se podían invadir las zonas o poblaciones; en Santa Fe se sacaron más de mil clientes; muchos empleados quedaron sin trabajo. No creíamos que esto podía llegar pero llegó. «Renuncien a ser distribuidores», nos decían, para quedar en relación de dependencia. Exigían exclusividad y debimos enviar entonces la renuncia a la concesión. En Santa Fe, por ejemplo, se nombró a un megamayorista en Venado Tuerto y así cada 100 km.; nombraron en Rafaela y de allí saltaron a Ceres (Quilcer S.A.); Sunchales no porque estaba a 40 km. de Rafaela. Esto influyó económicamente y tuvimos que «bajar las alas», dice con tristeza. Hoy solamente se quiere agotar el stock y ya nada queda del rumoroso movimiento de aquellos días de esplendor.

Una vida tranquila

«Vivir una vida tranquila, de auténtico jubilado», es el deseo actual de Clanel Jorge Audero, «Chocho» para los amigos. Portador de un apellido acreditado dentro del comercio local, sabe que el ocaso ha llegado y se propone disfrutar el retiro con sus hijas Roxana y Marina Claudia, que le han dado seis nietos: María Soledad, Cristian y Damián Marengo; Facundo, Juan Ignacio y Valentino Ingaramo. Pronto nacerá una bisnieta: Malena.

La historia de la familia Audero al frente de esta empresa está grabada en la memoria de todos los sunchalenses. El lugar guarda aprisionados los momentos de prestigio comercial y de trabajo febril; el gran vacío de hoy bajo ese techo está lleno de recuerdos, de voces, de sueños, de trajinados días donde toda la familia se abocó a concretar el sueño de Don Jorge Audero padre, el «gringo» llegado de Vila en 1948, para levantar en este pueblo de la llanura el pedestal del trabajo fecundo y sin descanso, como lo hicieron tantos inmigrantes que la vieja Italia nos dio como generoso legado.

___
Chela de Lamberti
Semanario «El Eco» – 22 de febrero de 2012

Del mismo autor

Relacionadas

Ultimas noticias